El Vaticano erigirá una estatua en memoria de Galileo

Empresas

Nunca es tarde para hacer justicia. Eso han debido pensar los dirigentes de la Curia Romana y 400 años después de acusarlo de hereje, el Vaticano pretende completar la “rehabilitación” de uno de los científicos más importantes de la humanidad, erigiendo una estatua en su honor dentro de los muros de la ciudad-estado.

Está previsto que la estatua se levante en los jardines cercanos a la estancia donde Galileo fue encarcelado en espera de juicio en 1633, por defender la doctrina copernicana que afirmaba (con razón) que la Tierra giraba alrededor del Sol y de la que tuvo que abjurar seguramente por no ser quemado en la hoguera como era costumbre a los que se “atrevían” a dictar doctrina contra las ideas promulgadas por la Santa Inquisición.

El arrepentimiento del Vaticano comenzó en 1979 cuando el papa Juan Pablo II invitó a la Iglesia a “repensar” el juicio de Galileo, un episodio al que la Iglesia quiere dar carpetazo “para llegar a un entendimiento definitivo del gran legado del científico y en general de la relación entre la ciencia y la fe”, según indicó Nicola Cabibbo, físico nuclear y responsable de la Academia Pontificia de las Ciencias.

El reconocimiento a Galileo forma parte de las celebraciones en varias ciudades italianas por el aniversario en 2009, de los 400 años del desarrollo de su telescopio. Una conferencia sobre Galileo al que asistirán 40 científicos internacionales y la celebración de un nuevo juicio en un instituto de los jesuitas (los más encarnizados enemigos de las ideas de Galileo), honrarán su memoria, tarde pero justamente.

vINQulos:
TIMESONLINE

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor