Elpida: “Digamos que queremos inyectar dinero público”

Empresas

El Gobierno japonés saldrá en ayuda de la fabricante de memorias DRAM en breve, según una fuente próxima al Ministerio de Comercio.

Elpida podría tener un nuevo apoyo y salvador. Después de conseguir convencer a Taiwan Memory, la firma creada por el Gobierno de Taiwán para apoyar a su industria de chips, ahora podría hacerse con el sostén de la Administración japonesa.
“Digamos que queremos inyectar dinero público”, apunta una fuente próxima al ministerio de Comercio a la agencia de noticias Reuters. “¿Cómo podemos hacerlo de una manera que sea satisfactoria para los inversores sin suscitar la hostilidad de los reguladores internacionales?”, ha añadido.
La situación del mercado de los chips es muy complicada, con numerosas industrias en números rojos y en peligro. Las occidentales son las peor paradas, con algunas ya en concurso de acreedores, como Qimonda, aunque las asiáticas son quienes están consiguiendo un mayor apoyo gubernamental.
Por el momento, Japón estudia cómo y cuándo rescatar a Elpida aunque, como explican las mismas fuentes a la Reuters, ninguna decisión ha sido tomada aún. De hecho, el ministro japonés de Comercio ya habría informado al taiwanés de sus intenciones, que por lo de ahora sólo son deseos.
La ayuda se enmarcaría dentro de los planes de la Administración japonesa para salvar a las empresas en problemas financieros mediante una inyección de capital público.
Como apunta la agencia de noticias, la participación japonesa no sólo podría levantar las suspicacias de la competencia procedente de otros países sino que además podría evitar que los precios del mercado de los semiconductores despeguen durante el presente ejercicio y se recuperen de la caída que han vivido en los últimos tiempos.
Además de los precios, la industria también se ha enfrentado a un retroceso en las ventas: el volumen de ventas de chips ha caído más de un 5% en 2008.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor