EMC presenta los primeros productos de su estrategia de almacenamiento virtualizado

CloudDatacenterDatos y AlmacenamientoEmpresasMovilidadProveedor de ServiciosProyectosServidoresSoftware

EMC World 2010. VPlex es el nombre de la nueva solución de EMC, ideada para permitir el uso de múltiples arrays de almacenamiento distribuidos geográficamente como si de uno sólo se tratara.

El mayor fabricante de soluciones de almacenamiento está celebrando su encuentro anual EMC World 2010 en Boston. En él se esperaba el lanzamiento oficial del primer appliance de la compañía dentro de su estrategia de almacenamiento virtualizado, llamado a revolucionar la forma en la que se gestiona la información en los centros de datos.

emcworld2010.jpg

EMC no ha defraudado a los asistentes y ha presentado lo que denomina VPlex, una familia de soluciones ideadas para poder gestionar los distintos arrays de almacenamiento distribuidos geográficamente como si de una única infraestructura se tratara.

Para ello, ha utilizado la técnica denominada Coherencia de Caché Distribuido (en inglés, Distributed Cache Coherence) proveniente de la compañía YottaYotta, adquirida por EMC en 2008. Básicamente, se trata de mantener una gran caché de los datos.

La combinación de esta técnica con los arrays de almacenamiento elimina los problemas asociados con la distancia a la hora del almacenamiento de los datos, como es el caso de la latencia o el ancho de banda, tal y como asegura la compañía.

“Con VPlex, hemos creado el verdadero centro de datos dinámico”, indicaba Pat Gelsinger, presidente y COO de la división de Infraestructura de la Información en EMC, durante la presentación oficial.

VPlex permitirá a las compañías poder mover grandes cantidades de información de unos lugares a otros sin que aparentemente se reduzca el rendimiento de los sistemas de almacenamiento. En un futuro próximo, se podrán mover TeraBytes de información entre dos lugares que se encuentren a miles de kilómetros de distancia, aunque por el momento esta cifra se mantiene en 100 kilometros.

Los dos primeros appliances que ha lanzado EMC son VPlex Local, para mover grandes cantidades de almacenamiento en el mismo centro de datos, y VPlex Metro, que hará lo propio entre dos CPD situados a unos 100 kilómetros. En 2011, la compañía espera poder llevar esta nueva técnica a una escala global, algo que “cambiará la forma en la que la gente piensa y planea en torno a sus centros de datos”.

A nivel de arquitectura, VPlex será compatible no sólo con los productos de EMC, sino también de otros fabricantes. Se utilizan racks estándar para la introducción de los sistemas de almacenamiento y ofrecen dos placas base con procesadores Intel Xeon de doble núcleo.

En cuanto a los precios, partirán de 77.000 dólares, con un servicio de suscripción a partir de 26.000 dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor