Emisión de bonos de Apple por valor de 20.000 millones de dólares

Empresas

Se tratará de la cuarta emisión de bonos de la empresa desde 2013 y habrá cuatro tramos distintos: dos, cinco, siete y hasta treinta años. El objetivo es conseguir liquidez para financiar las retribuciones a sus accionistas y la disposición de líquido para operaciones de autocartera e inversiones a corto y largo plazo.

Quien adquiera los bonos que lanza ahora Apple podrá elegir entre varias opciones con vencimientos que incluso tendrían fecha en el año 2045. Otras opciones serán bonos a dos y cinco años y otro de tasa fija a siete años.

Distintos bancos de inversión se encargarán de la colocación de dichos bonos: Bank of America, JP Morgan, Goldman Sachs… pero al parecer los primeros en poder acceder a ellos serían quienes operen en moneda japonesa puesto que se ha confirmado que los bonos de Apple se venderán en primer lugar en yenes.

Ayer mismo se vendieron 8.000 millones de dólares en bonos de Apple, una cantidad sensiblemente superior a los 6.500 que estimaban distintos analistas, que en líneas generales recomiendan la compra de los mismos.

En los anteriores dos años esta época del año conoció sendas ventas de bonos por parte de la empresa de la manzana mordida de modo que había cierta expectativa sobre una repetición de la jugada, como así ha sido, aunque ya está perdiendo su carácter de “evento único” dado que el pasado mes de febrero también se produjo otra venta de bonos.

vINQulo

The Wall Street Journal

 

 

 

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor