Las empresas cotizadas podrán pedir a sus ejecutivos que devuelvan sus bonus

Empresas

La CNMV acaba de presentar su propuesta de actualización del código actualizado de buen gobierno de las sociedades cotizadas.

Las empresas que cotizan en bolsa podrán controlar aún más el sueldo de sus altos ejecutivos, si la propuesta de actualización del actualizado de buen gobierno de las sociedades cotizadas presentado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sale adelante.

La nueva norma, que quiere adaptar la realidad empresarial española a las demandas de Europa y al contenido del Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, incluye una serie de recomendaciones para el buen gobierno corporativo que además limitarán los premios e indemnizaciones de sus consejeros y ejecutivos.

La propuesta pide que las variables en remuneración, los bonus, se establezcan por criterios de rendimiento, lo que significa directamente que si un directivo no cumple los objetivos se podría quedar sin premio. Pero no sólo eso: las empresas, con esta nueva norma, podrían pedir la devolución de los incentivos si no se cumple lo previsto.

Igualmente, y para que los ejecutivos no se vayan de las compañías con indemnizaciones astronómicas, se limitirá a dos años el máximo de indemnización por recisión de contrato.

Las acciones recibidas en pago o premio y el uso que se haga de ellas también estará controlada, introduciendo límites a la hora de deshacerse de las acciones de las firmas en las que los ejecutivos son consejeros.

La norma obligará además a que un miembro, como mínimo, del Consejo de Remuneraciones de las compañías tenga experiencia directa en la materia y que su política de sueldos e incentivos sea completamente transparente: visible y accesible a todos los accionistas.
La propuesta, completa, en la página de la CNMV

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor