Las empresas españolas apuestan por la movilidad

Empresas

Un informe realizado por IDC desvela que en España ya hay 8,5 millones de trabajadores móviles, cifras que le sitúan por encima de Alemania o Francia.

El informe realizado por IDC hace unas semanas sobre ‘Situación y Tendencias de la Movilidad en España’ revela que cerca de 700.000 profesionales trabajan ya desde el hogar, otros 5,6 millones tienen base en la oficina pero utilizan frecuentemente las tecnologías de movilidad y otros 2,1 millones trabajan fuera de los centros de trabajo con estas herramientas.
Estas cifras sitúan a España por encima de países como Alemania, Francia o Italia en la implementación de estrategias de movilidad y con una proyección muy favorable de cara a los próximos años. En este sentido, las pequeñas y medianas empresas serán clave para la evolución del sector, ya que representan la mayor área de crecimiento para la movilidad en los próximos años.
Al segmentar las empresas por número de empleados, el estudio desvela que el 50 por ciento de las grandes corporaciones (más de 1.000 empleados) tiene implementada una estrategia de movilidad, frente al 40 por ciento de las medianas empresas, y el 35 por ciento de las pequeñas.
“Las empresas españolas han apostado por la movilidad de forma estratégica, no solamente para mejorar la productividad internamente, sino como una mejor herramienta de servicio al cliente”, explica Alberto Belle, uno de los analistas responsables del informe. Según Belle en este momento “hay un entorno favorable a la movilidad, no solamente desde el punto de vista de la empresa, sino también en relación con el sector público”.
Sin embargo, a pesar de que la parte alta de la pirámide empresarial está bien cubierta, el segmento de microempresas está aún por explotar. En este aspecto los responsables del estudio consideran que los operadores deben concentrar sus esfuerzos para continuar haciendo realidad el potencial del mercado español. “Muchas microempresas todavía no conocen las ventajas y aplicaciones de la movilidad, y son los proveedores quienes tienen que educar al mercado”, asegura Belle.
Asesoramiento más especializado
En cuanto a las necesidades de movilidad de las empresas españolas, éstas siguen precisando asesoramiento general, aunque, en comparación con 2006, se observa que son más conscientes de sus necesidades y solicitan asistencia cada vez más específica. En este sentido, las necesidades más demandadas son la integración, la formación y la configuración.
La principal referencia de las empresas para la implementación de movilidad continúa siendo el operador de telecomunicaciones. Sin embargo, las empresas cada vez prefieren menos recurrir a un único proveedor, y optan por una combinación de ellos, que incluya un especialista y le pueda proporcionar una solución integral. Además el 50 por ciento de las empresas que siguen una estrategia de movilidad no la tienen documentada.

La consulta de correo electrónico a través del teléfono móvil (‘push email‘) es la modalidad que más se ha consolidado durante el último periodo, con un crecimiento del 100 por ciento respecto a 2006. Se estima que para finales de este año se llegue a los 500.000 usuarios, un aumento debido a la reducción de los precios y el establecimiento de tarifas planas por parte de los operadores. En este sentido Alberto Belle considera que las tarifas planas han sido un gran avance, “sobre todo porque las empresas pueden predecir el gasto”. En términos de cuotas de soluciones de ‘push email’, Blackberry mantiene su liderazgo en el mercado español. Aún así, hay que destacar el aumento de Microsoft, que ha triplicado la cuota de mercado en un año, y de Nokia que, a raíz de su enfoque estratégico en el mercado, irá ganando posiciones en el mercado del correo móvil.

Internet en el móvil

El estudio también prevé que el Internet móvil puede llegar a alcanzar una cifra de 230.000 usuarios en 2007 por parte de las empresas españolas, posicionándola como la segunda en importancia tras las aplicaciones de mail. Además, según IDC, en los próximos años también tendrá lugar el despliegue gradual de aplicaciones corporativas de ‘backoffice’, hoy en día utilizadas a través del PC, y más a medio plazo se lanzarán las aplicaciones empresariales de localización y mensajería instantánea.
Respecto a las principales tendencias que IDC anuncia para los próximos años en términos de movilidad empresarial destaca la convergencia de dispositivos a nivel de funcionalidades como el correo electrónico, GPS, fotos o Internet. Además las empresas demandan cada vez más convergencia de sus necesidades de voz, lo que supone una demanda de terminales convergentes fijo-móvil. Por otra parte, se espera que el lanzamiento de iPhone ejerza un impacto significativo en las posibilidades del usuario.
Los resultados obtenidos en el 2007 continúan la tendencia de crecimiento del año anterior. Esto demuestra que la situación no es coyuntural, sino que la empresa española está reaccionando a las nuevas necesidades sociales y laborales, con medidas adoptadas para fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar y con la movilización gradual de los empleados de la oficina.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor