Las empresas españolas siguen suspendiendo en efactura

Empresas

A unos tres meses del apagón analógico parcial en facturas, a menos el 50% de las firmas españolas siguen facturando en papel.

Las empresas españolas no están preparadas para el apagón analógico que se avecina en el campo de las facturas. El 1 de enero de 2011, las compañías de cualquier tamaño se verán obligadas a facturar en formato electrónico sus cuentas con la administración pública, tras la obligación de las grandes, que se vieron obligadas a pasarse a la factura electrónica para la administración en el cuarto trimestre de 2009.
Hace unos meses, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (SETSI) alertaba qué sólo el 12% de las empresas estaban ya en la efactura. Meses después de la llamada de atención las cosas no han mejorado. Según estimaciones de DocPath, más del 50% de las compañías siguen facturando en papel y sólo en papel, a unos justos tres meses de la entrada en vigor de la norma.
“Las grandes empresas tienen amplios departamentos administrativos y de sistemas y gracias a ellos han podido apreciar rápidamente las ventajas de la efactura”, explica el fundador de DocPath, Julio Linares, “sin embargo, algunas pymes desconocen la existencia de una normativa de este tipo y las que la conocen, piensan que implantar un sistema de estas características puede salirles muy caro”.
El ahorro por abandonar la factura en papel puede llegar hasta los 15.000 euros por empresa.
 
 
——
Más información sobre gestión de facturas, en el siguiente whitepaper de descarga gratuita

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor