Las empresas migran en masa a Windows 10 por una cuestión de seguridad

EmpresasSistemas OperativosWorkspace

A finales de 2017, 85 de cada 100 empresas contarán con despliegues del último sistema operativo de Microsoft, de acuerdo con los cálculos de la consultora Gartner.

Gartner lo tiene claro. A finales de 2017, la inmensa mayoría de las empresas contará con despliegues de Windows 10. Según sus previsiones, el 85 % habrá iniciado ese despliegue antes de que termine el año.

De este modo, la migración hacia el nuevo sistema operativo de Microsoft será más veloz que la de versión previa.

¿El motivo? Los datos recabados por Gartner indican que detrás de este cambio se encuentra, sobre todo, la búsqueda de mayor seguridad. El 49 % de las empresas, casi 1 de cada 2, nombra las mejoras de seguridad de Windows 10 como su motivación. Otro 38 % destaca sus capacidades de integración cloud.

También hay que tener en cuenta que las últimas generaciones de productos compatibles con Windows 10 presentan ventajas como más autonomía o la incorporación de pantallas que son táctiles.

“Las organizaciones reconocen la necesidad de pasarse a Windows 10”, comenta Ranjit Atwal, director de investigación de Gartner, “y el tiempo total para evaluar e implementar Windows 10 se ha reducido de 23 meses a 21 meses entre las encuestas realizadas por Gartner durante 2015 y 2016”.

“Las grandes empresas o ya están comprometidas con las actualizaciones de Windows 10 o han retrasado la actualización hasta 2018. Esto probablemente refleje la transición de aplicaciones heredadas a Windows 10”, explica Atwal, que también baraja la posibilidad de tener que “reemplazar esas aplicaciones heredadas antes de que se realice la migración de Windows 10”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor