Empresas y medio ambiente: ¿un asunto pendiente?

Empresas

Tras el encuentro del G8 en Tokio la semana pasada, empresas y gobiernos buscan soluciones contra el cambio climático a un ritmo frenético

El pasado 9 de julio se reunieron en Tokio las ocho potencias mundiales que representan el G8, con el objetivo de discutir las mejores soluciones para combatir el cambio climático.

Sin llegar a ningún acuerdo decisivo, los países más poderosos del mundo afirman que estamos emprendiendo un “camino muy muy largo”, cuyo primer paso es cortar las emisiones de gases nocivos para el medio ambiente.
José Manuel Barroso, representante de la Unión Europea en el encuentro, declaró que aceptan su responsabilidad pero que “se trata de un cambio global, que requiere una respuesta global”, según recoge Reuters.
Ranking Verde de Greenpeace
Greenpeace opina que el G8 “ha dado una mala respuesta al tema de la subida del precio del petróleo y ha evitado actuar en contra del cambio climático”, según afirmaba su consejero de política internacional Daniel Mittler.
En este tema el sector de la Información y Tecnología de las Comunicaciones provoca según Greenpeace el 2 por ciento de las emisiones globales de GEI (gas invernadero), como publicaba Silicon News.
“Las grandes empresas del sector electrónico están prestando atención a ciertos problemas ambientales, pero dejan de lado otros de igual importancia”, declara Sara del Río, responsable de la Campaña de Tóxicos de la organización en una entrevista a Silicon News.

 
La ONG ha elaborado un ránking en el que indiza a estas compañías según su grado de respeto al medio ambiente. Las únicas “aprobadas” del sector en el ranking de Greenpeace sobre las empresas verdes son Sony y su filial Sony Ericsson, con una puntuación del 5,1 sobre 10.
Por el contrario, las menos verdes son según la organización Nintendo, Microsoft y LG Electronics.
La organización ecologista puntúa al gigante de Redmond con un 2,2 debido a la política de la multinacional sobre las sustancias químicas tóxicas. Sin embargo, según explican fuentes de Microsoft, la compañía recicla 24 toneladas de material cada día y cuenta con un sistema de gestión de riesgo medioambiental que le permite ahorrar 42 millones de litros de agua cada año.
Además, la empresa se defiende apuntando que “estamos comprometidos con la conservación del medio ambiente y actuamos siguiendo numerosos programas y políticas para reducir nuestro impacto en el entorno”. La compañía se compromete, de hecho, compromete a “mejorar todos los aspectos medioambientales” al mismo tiempo que mantener “la durabilidad, seguridad y rendimiento de nuestros productos.”
Pese a los resultados negativos del ranking, Greenpeace conserva el optimismo. “Hace dos años cuando comenzamos el ranking muchas empresas estaban por debajo del 5”, declara Sara del Río.

“Ahora mismo encontramos que incluso aumentando los criterios, muchas empresas están llevando a cabo políticas energéticas”, añade del Río.

 
Además, Greenpeace afirma que el sector tecnológico es uno de los más contaminantes porque “es uno de los que más incremento en producción tienen anualmente y en consecuencia, los residuos que generan son también mayores”.
Medidas España
Este no es el único campo en el que las empresas deben mantenerse alerta para respetar a la naturaleza. Durante los meses de verano, se produce un derroche de energía en las oficinas, debido al abuso del aire acondicionado. El ministerio de Industria recomienda mantener una temperatura no inferior a 24 grados centígrados, medida que no todas las empresas siguen ya que las lleva a contaminar un 7 por ciento más por cada grado a mayores en el termómetro.

El dato es lo suficientemente dramático como para que algunas compañías del sector en España hayan asumimdo las advertencias de Industria y hayan lanzado programas de protección del medio ambiente para evitar la contaminación.
Telefónica es, por ejemplo, una de las empresas que intenta cumplir las recomendaciones en la materia y que apuesta por la sostenibilidad. A través de su programa “El compromiso con el Planeta”, intenta asegurar a sus usuarios su intención de ser una empresa verde. El 90% de los materiales empleados en la fabricación de los teléfonos móviles es, de hecho, reutilizable, según comunica el operador.

Este es uno de los ejemplos de protección del medio ambiente, pero no el único. Orange o Yahoo! España también han confirmado que hacen todo lo posible por la naturaleza.

Lo verde es sinónimo de compromiso y de responsabilidad social corporativa y las empresas no pueden permitirse abandonar la materia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor