En 2013 habrá 18 millones de usuarios Android infectados por malware

EmpresasMovilidadSeguridadSO MóvilesVirus

La firma de seguridad Lookout señala el fraude telefónico, el spam basado en SMS y el software de espionaje como la principales amenazas.

Que Android es uno de los sistemas operativos favoritos de los ciberdelincuentes no es un secreto, pero ahora Lookout asegura que desde el principio de 2012 hasta finales del año que viene la cifra de usuarios infectados por malware sobrepasará los 18 millones.

Entre los tipos de amenazas más peligrosas se encuentran el fraude telefónico, que continuará dominando como método de monetización, el spam basado en SMS, que se convertirá en una molestia cada vez mayor, y el software de espionaje tipo FinFisher, por lo que es de esperar que las guerras políticas también vayan en aumento.

Esta firma de seguridad también predice que en 2013 se comprarán unos 1.200 millones de dispositivos móviles en todo el mundo, lo que ayudará a este ecosistema a convertirse en el principal punto de acceso a Internet por delante de los ordenadores.

¿Y que más? Durante los doce meses que nos aguardan se descargará una gran cantidad de aplicaciones para smartphones y tabletas, aunque no tantas como los 70.000 millones previstas para 2014.

Todo esto implica que el principal reto empresarial de 2013 será encontrar el equilibrio adecuado entre la protección de los dispositivos y la potenciación de la movilidad por parte de los empleados.

“En los últimos años, ha habido un aumento del fenómeno BYOD”, indican desde Lookout. “Más del 80% de las organizaciones permiten que los empleados lleven sus dispositivos al trabajo. No sólo eso, sino que los empleados suelen utilizar servicios cloud de consumo para guardar o transferir información confidencial de la empresa”.

“A medida que los administradores corporativos de TI buscan ganar control sobre los dispositivos móviles, existe la posibilidad de que, por un exceso de corrección del problema, los empleados busquen nuevas maneras de subvertir los procesos y las políticas que limitan la experiencia del consumidor puro”, añaden los expertos. Y ése será precisamente el reto a superar el próximo curso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor