En 2020, el 40% de los puestos de trabajo IT estarán relacionados con el código abierto

Empresas

Es una de las conclusiones llamativas del primer congreso Open World Forum que se ha celebrado en París, con el objetivo de convertirse en la referencia del código abierto.

El movimiento FLOSS (Free/Libre/Open Source Software) ha abordado en el congreso las iniciativas del software open-source, mediante 160 ponentes de 20 países que han debatido junto a expertos y empresas TIC su aplicación a nivel de usuario y empresarial.

El grupo aboga por establecer una hoja de ruta -“2020 FLOSS Roadmap”- para la industria del software, con 80 recomendaciones para todos los actores del mercado: empresas e inversores, legisladores, educadores y consumidores.

Una de las peticiones es que los gobiernos deben favorecer los estándares y servicios abiertos. Esto no es sólo una cuestión ideológica, sino de necesidad si los datos se intercambian entre distintos servicios y sistemas. Para ello se requiere una definición de normas abiertas en un estable y neutral marco jurídico, dicen.

Otras de las políticas públicas recogidas en el extenso informe de 78 páginas aboga por la eliminación de las patentes de software. Así mismo se cita a la “computación en nube” como un futuro riesgo ya que se limitará la capacidad para conocer el código fuente que gobierna el sistema y puede suponer una excesiva dependencia de un pequeño grupo de poderosos proveedores.

Plasmar todas estas recomendaciones, la mayoría muy sensatas, del deseo a la realidad, será un paso complicado que requiere un profundo cambio de mentalidad en gobiernos, empresas y usuarios.

vINQulos

ZDNet
Yahoo! Tech

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor