En busca de la arquitectura perfecta en el datacenter

CloudDatacenter

Analizamos las ventajas de Flexpod con la ayuda de destacados representantes de la industria tecnológica: Econocom – Ermestel, Cisco, NetApp y la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid.

La explosión de las innovaciones tecnológicas y cómo va aumentando el tráfico de red está haciendo que los activos del centro de datos crezcan de una forma desproporcionada. La arquitectura convergente Flexpod ofrece una solución eficiente a la mayor necesidad de computación y almacenamiento de las empresas.

Para analizar las ventajas que ofrece Flaxpo, NetMediaEurope ha reunido a Alberto Carrillo, Director de Desarrollo de Negocio de Ermestel – Grupo Econocom; Gabriel Maestroarena, Director de Desarrollo de Negocio de Canal de Cisco; Javier Martínez, Director Técnico de NetApp; y Mario Sánchez Alemany, Director de la oficina de redes, seguridad y comunicaciones de la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid, como cliente de la solución. Los cuatro han participado en un encuentro moderado por Rosalía Arroyo, redactora jefe de NetMediaEurope.

Flexpod es la respuesta que se produce cuando tienes que integrar componentes de distintos fabricantes. Así lo resume Alberto Carrillo al inicio del debate, explicando además que Cisco, VMWare y NetApp han decidido juntar sus fuerzas y hacer una arquitectura de referencia que asegura que con una configuración concreta de cada uno de estos fabricantes el equipo completo cumplirá con las expectativas de negocio de las organizaciones.

Mario Sánchez Alemany ofrece la visión de haber implementado hace dos años la tecnología en la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid. “Anteriormente a trabajar con Flexpod teníamos una arquitectura más distribuida en la que no había ese nivel de integración ni la garantía de contar con un sistema ya probado. Este es el valor que nos ha aportado la plataforma”. El responsable ha resaltado los rápidos tiempos de implementación de la solución y el hecho de que ha proporcionado la gestión automatizada que la universidad buscaba, “ganando tiempo y tranquilidad”.

Qué viene a solucionar Flexpod

Reducir el ‘time to market’, el tiempo de puesta en marcha de una solución en el mercado, es la gran ventaja de esta arquitectura que apunta Javier Matínez, de NetApp. Frente a tener que desarrollar toda la ingeniería cada vez que hay que desplegar un proyecto nuevo o ampliar uno existente, Flexpod permite elegir los componentes entre un abanico de posibilidades, pero dentro de este marco todo está probado y a la hora de poner la plataforma en macha se eliminan ciclos de trabajo, pruebas de ingeniería, matrices y es simplemente solicitarla y empezar a desplegar servicios.

Los aspectos que más están afectando al centro de datos son, por una parte, las tendencias tecnológicas que van a velocidad de vértigo y que influyen en la capacidad de adopción de los centros de datos para seguir evolucionando y, por otra, la presión que llega de las unidades de negocio. Para no perder competitividad con otras empresas se exige que la infraestructura de TI sea lo suficientemente flexible para que se pueda adaptar a los cambios de una forma ágil. “Hacerlo de una manera rápida y, sobre todo, sin riesgos es donde Flexpod tiene un valor diferencial respecto a cualquier otra solución en el mercado”, especifica Gabriel Maestroarena, de Cisco.

Se ofrece no solo una arquitectura que elimina riesgos de integración, los socios tecnológicos aportan este valor, sino que también permite hacerlo evolucionar a lo largo del tiempo. “A medida que las cargas de trabajo, los distintos servicios, las necesidades de provisión de nuevos servicios del centro de datos hacen cambiar todas las variables, no hay que redirigirse a esas matrices de interoperabilidad de los distintos componentes, quedando asegurado el buen funcionamiento de la solución”, puntualiza Maestroarena.

Implantación en el mercado

Las soluciones empaquetadas o las arquitecturas de referencia son una tendencia en el mercado desde hace ya tiempo. Antes había un sistema bastante heterogéneo pero ahora los fabricantes se están agrupando para desarrollar arquitecturas de referencia comunes con pilares completos.

Alberto Carrillo, de Ermestel – Grupo Econocom, señala que en estos momentos Flexpod se ha implementado en proyectos de banca, teleco e industria, entre otros. Se cubre todo el rango de empresas, aunque no se llega directamente a las pymes muy pequeñas estas sí son clientes de proveedores de servicios y, de hecho, muchos de ellos terminan utilizando arquitecturas como esta. En España hay bastantes referencias de Flexpod implantada en proveedores de servicios.

Flexpod es de la arquitecturas de referencia que más tiempo lleva en el mercado y recientemente una firma analista la ha posicionado como la primera estructura convergente en el mercado tanto por madurez como por implantación, concreta Javier Martínez.

FlexpodLos analistas apuntan que en 2015 aproximadamente un tercio de la infraestructura de servidores que se venderá va a estar incluida en arquitecturas convergentes o incluso a nivel de todo el negocio de TI -la parte de infraestructura junto con la parte de aplicaciones y servicios- casi un 10% del negocio corresponderá a arquitecturas convergentes.

El gran éxito de Flexpod, según Gabriel Maestroarena, radica en que se adapta perfectamente a cualquier tipo de mercado. “Sacamos soluciones verticales para tipo de necesidades concretas pero la fortaleza es que nos permite cubrir distintas cargas de trabajo en un mismo sistema flexible, adaptándolo para que se puedan priorizar aquellas aplicaciones y servicios estratégicos para las empresas. El mismo modelo de arquitectura sirve, flexibilizándolo, para grandes corporaciones, medianas y pequeñas empresas, proveedores de servicios, casos de nubes privadas, nubes públicas, etc. y de aquí nuestro reconocimiento en el mercado y los distintos premios cosechados”.

El centro de datos definido por software y Flexpod

Las arquitecturas convergentes lo que permiten hacer es transformar la gestión de la configuración en la gestión de la capacidad, que es mucho más sencillo de administrar. Es dar el servicio de manera transparente al consumidor, previendo cuántos servicios se pueden ofrecer acorde a un almacenamiento, una red, unos servidores concretos y una gestión adecuada.

Lo que ocurre en este punto es que hay que cambiar la forma de trabajar con los sistemas porque hasta ahora en muchos departamentos de TI la idea era construir los silos de la arquitectura cada vez que llegaba un proyecto. Con las arquitecturas convergentes ‘los trajes’ ya están hechos y se van eligiendo, es el paralelismo que pone de ejemplo Javier Martínez. “Realmente es un cambio de mentalidad hacia el uso de infraestructuras preconfiguradas, versátiles y con una gran eficiencia detrás. Un cambio de modelo”.

“La ventaja de tenerlo todo unificado, controlado por un software que vea exactamente qué pasa en cada silo, cómo se pueden reaprovechar recursos y cómo estos se puedan flexibilizar según la demanda, es fundamental”, corrobora Maestroarena.

Si realmente se está pensando en una gestión que permita manejar toda la infraestructura como un único sistema y a partir de ahí utilizar todos los recursos, Flexbod permite escalar. Simplifica la infraestructura para poder crecer en modo de bloques de una manera sencilla de cara al futuro.

Laboratorios conjuntos de I+D

Por parte de Cisco y NetApp hay una fuerte inversión en laboratorios conjuntos, centros de prueba e I+D donde trabajan codo con codo ingenieros de ambas compañías para probar, extraer diseños validados y testados, y donde también hay relación con otros fabricantes para integrar la plataforma.

En España, el Grupo Econocom como integrador cuenta con un laboratorio donde hace la adaptación de los diseños que llegan desde EE.UU a las necesidades del mercado español y las características de las empresas nacionales, cumpliendo con unos criterios de automatización, encriptación y seguridad.

En Flexpod cada uno de las partes (computación, red y almacenamiento) cuenta con herramientas para poder separar entornos de una forma segura y que los administradores y gestores tengan únicamente visibilidad sobre uno de ellos y no puedan afectar al rendimiento de otras áreas. Una vez que está la arquitectura montada, todo el entorno de Flexpod se puede dividir verticalmente y dar a cada área, a cada cliente o cada entorno una forma segura de funcionamiento.

La explosión de innovaciones tecnológicas, cómo va aumentando el tráfico de red y cómo va cambiando su tipología más hacia el video, la videoconferencia, etc. está haciendo que los activos del centro de datos crezcan de una forma desproporcionada a nivel de almacenamiento, tráfico de red, necesidades de computación y no solo en la parte de infraestructura sino también en la parte de aplicaciones, que tienen que amoldarse a estos nuevos cambios.

En este punto, las arquitecturas convergentes permiten al CIO y su equipo dentro de la empresa desarrollar una labor mucho más productiva, focalizar esfuerzos en la adaptación a las nuevas tecnologías para ganar competitividad y abaratar costes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor