En marzo llegará iPhone 5se

Fabricantes de SoftwareProyectos
0 0 No hay comentarios

En los últimos meses ha sido un rumor insistente y ahora parece confirmarse (aún de manera no oficial, pero sí con muchos visos de ser cierta) la llegada en apenas unas semanas de un nuevo iPhone con pantalla de 4 pulgadas.

Y aunque muchos pensaban que se trataría de un terminal de la serie 6, la actual, en Cupertino parece que optan por quizá una mayor coherencia y el nuevo smartphone que Apple presentaría en marzo se llamaría iPhone 5se.

La razón es bien sencilla: al contar con una pantalla de 4 pulgadas su base sería el iPhone 5 y no los iPhone 6, que cuentan con pantallas de mayor tamaño, lo que ya implica un dispositivo de base completamente diferente. Sería, pues, una evolución a medio camino entre los iPhone 5s y iPhone 5c, en este último caso por tratar de completar la gama por la parte inferior (se espera que tenga el precio más barato de todo el catálogo de smartphones de la marca) aunque precisamente esa denominación con una “s” y no con una “c” hace pensar que se abandonaría la carcasa de policarbonato en favor de una carcasa metálica.

En Cupertino son también conscientes de que a pesar de la gran aceptación de móviles con pantallas cada vez mayores continúa existiendo un público que prefiere smartphones con pantallas de tamaño más contenido. Ese sería el tipo de cliente al que mayoritariamente se estarían dirigiendo, además de otro sector no menos importante: el que quiere tener entre sus manos un iPhone último modelo pero no puede permitirse los cada vez más elevados precios de los últimos modelos de la casa.

La gran novedad, además de la existencia del propio modelo en sí y su significado como respuesta de Apple a las necesidades de un segmento hasta ahora inatendido del mercado es que no se trataría de un teléfono de segunda fila ni muchísimo menos si atendemos a las prestaciones que ofrece.

Y es que precisamente en Apple se habrían esforzado por ofrecer unas prestaciones más que respetables en este terminal. Para empezar, sobre la ya citada base de un iPhone 5S se añadirían nuevas prestaciones con una cámara con 8 megapíxeles y un procesador más rápido, compatibilidad con el sistema de pago inalámbrico Apple Pay e inclusión de procesadores de mayor potencia como podrían ser los A9 y M9 (quizá con alguna modificación) y capacidad a elegir entre 16 o 64 Gb.

La razón para este incremento de la potencia de proceso estriba en no mostrar una brecha demasiado elevada entre el modelo 5se y el 7 que llegará en otoño. Sería en ese momento cuando este iPhone 5se quedaría como terminal de acceso mientras por arriba la gama se completará con los nuevos iPhone 7 y 7 Plus, desapareciendo del catálogo las generaciones 5 y 6, con todas sus variantes.

vINQulo

9to5Mac

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor