En tiempo de crisis, SSD casero

Empresas
0 0 22 comentarios

Las unidades SSD ofrecen múltiples ventajas en cuanto a rendimiento y consumo energético frente a los discos duros tradionales. El problema es, como casi siempre que sallen productos nuevos en el mercado, el precio. Pero en muchos casos la picaresca hace que los fabricantes lancen productos que nos permitan disfrutar de las características nuevas sin tener que desembolsar un sobre coste, es el caso del Sharkoon Flexi-Drive S2S.

El nuevo Flexi-Drive S2S es un adaptador de 6 memorias SDHC que ejerce una configuración RAID 0 sobre las mismas y permite obtener una unidad SSD con interfaz SATA II que ofrece unas velocidades de transferencia remarcables con una latencia típica de memoria flash, es decir, casi nula.

En Sharkoon han probado la unidad con 6 tarjetas SDHC de 8GB clase 6 y las velocidades de lectura y escritura son respectivamente: 140 y 115 megabytes por segundo. El precio del conjunto sería 79 euros del adaptador Flexi-Drive y 20 euros por tarjeta lo que hace un total de 199€ por una unidad SSD de 48 GB y esas prestaciones.

No es la primera opción que vemos para realizar este tipo de dispositivos puesto que ya hay en el mercado soluciones similares para uso de memorias compact flash. La diferencia entre las que ya existían y ésta es la capacidad máxima, que a día de hoy se eleva hasta 192GB con 6 tarjetas de 32GB SDHC.

vINQulos
DV Hardware

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor