En Japón se ríen del iPhone (y rima)

Fabricantes de SoftwareProyectos

A pesar de lo maravilloso que pueda parecer el iPhone, la expectación creada inicialmente ha dado paso a una realidad palpable: Apple no ha reinventado nada.

No niego que es el iPhone tiene toda la pinta de ser fantástico, y que el concepto al que ha llegado Apple se ha resuelto de manera prodigiosa. Y sigo queriéndolo.

No obstante, también es cierto que existen carencias en este producto, y que algunas de las ideas que Jobs propuso al público americano no son ninguna novedad.

Eso es bien cierto en nuestro país y en el resto de Europa, donde la telefonía móvil hace tiempo que está tratando de dar el salto a 3G – aunque ese maravilloso nombre luego no ofrezca nada del otro jueves. Pero es aún más cierto en Japón, el país de la telefonía móvil que está años por delante de cualquier cosa que podamos ver por estos lares, y desde luego, por los lares americanos.

Lo confirma un artículo del diario Los Angeles Times, en el que hablan del concepto keitai, una especie de subcultura japonesa en la que el móvil es el centro neurálgico. En este país el móvil va mucho más allá de lo que puede significar en Europa o Norteamérica, y los usuarios japoneses no ven el iPhone como algo revolucionario. Simplemente, porque allí no lo es. Llevan años haciendo uso de la tecnología 3G – y allí 3G sí es 3G – y están preparándose para el salto a redes aún más potentes.

Ver la televisión, navegar por Internet, escuchar música, hablar por videoconferencia (la de verdad) con un conocido o comprar todo tipo de artículos a través del teléfono no es algo que salga en los anuncios. Es algo que la gente hace todos los días en Japón, mientras esperan en un semáforo por el que cruzan un millón de personas al día o esperan su tren-bala.

Así que mal que me pese, el iPhone no es nada nuevo. Al menos, en Japón. Y como pildorita, un vídeo del propio Phill Schiller, jefazo de Apple, demostrando sus virtudes.

vINQulos
LA Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor