La encriptación de Skype supera a la policía alemana

EmpresasSeguridad

El cuerpo de seguridad, que afirma respetar la independencia de la compañía, quiere introducir troyanos en los ordenadores de sospechosos de terrorismo.

La policía necesita adaptarse a las novedades de la tecnología para llevar a cabo sus investigaciones habituales. Pero pinchar teléfonos no es tan fácil como antes. El sistema de encriptación de Skype, que convierte la voz en pequeños paquetes de datos y los envía por Internet, supone un reto para los investigadores.

Joerg Ziercke, presidente de la Policía Federal alemana citado por Reuters, afirmó ayer que “la encriptación con el software telefónico de Skype nos está creando grandes dificultades”. La única posibilidad reside en acceder a la fuente, antes de que se produzca el proceso de encriptación, por lo que no están en contacto con Skype.

De hecho, la policía afirma que no quieren interferir en el negocio de Skype ni dañar su competitividad. No han solicitado a la compañía que desvele sus claves de encriptación o deje “puertas traseras” abiertas a la policía alemana o a la e cualquier otro país.

Por otro lado, la policía alemana querría utilizar troyanos para introducirse en los ordenadores de sospechosos de terrorismo, una práctica que hasta ahora es ilegal en un país especialmente sensible con la invasión de la privacidad. Ziercke espera que se les de permiso, al menos en casos particulares, pues lo considera “vital”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor