Encuentran un fallo en el diseño de algunos procesadores de Intel

CloudComponentesGestión CloudIaaSSeguridadServidoresVirusWorkspace

La actualización del sistema operativo que busca solucionar el problema hace que los chips operen con más lentitud.

Malas noticias para Intel, después de que se haya descubierto un fallo de diseño en algunos de sus microprocesadores que obliga a actualizar los sistemas operativos.

El defecto afecta a la memoria del kernel presente en los chips x86 de Intel que han sido fabricados a lo largo de la última década, exponen en The Register.

Según revelan en el portal británico, los hackers podrían aprovechar ese fallo en el diseño para explotar otras vulnerabilidades de seguridad, llegando incluso a poder acceder a información privada como contraseñas, lo que pondría en grave riesgo los ordenadores o incluso redes de servidores.

Microsoft ha lanzado hoy una actualización para solucionar el problema en Windows, y en Linux también están trabajando en ese sentido con el fin de solucionar la vulnerabilidad en la memoria virtual del sistema.

Asimismo, Apple tampoco se libra del problema, ya que para aquellos chips de Intel afectados que funcionan en equipos macOS de 64-bit también será necesario actualizar el sistema operativo.

Lo malo de la solución es que se ha comprobado que las actualizaciones afectan de forma negativa a la actividad del procesador, produciendo un enlentecimiento de entre un 5 y un 30 por ciento sobre su rendimiento, dependiendo del modelo y de la tarea que realicen.

Por último, hay que mencionar que el problema encontrado en los chips de Intel podría afectar a plataformas de cloud computing populares como Amazon EC2, Microsoft Azure y Google Compute Engine.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor