Entre el 30-50% de las operaciones empresariales pueden ser automatizados

Business IntelligenceDatos y AlmacenamientoEmpresas

Lejos de suponer una amenaza, a automatización puede favorecer la productividad de los empleados.

La automatización de tareas desempeñadas habitualmente por seres humanos es uno de los fantasmas que ha alarmado a la humanidad desde la revolución industrial.

Con la llegada de tecnologías de automatización y en concreto de la inteligencia artificial y el machine learning, capaces de emular el comportamiento humano y de sustituir tareas que hasta ahora desempeñaban personas, el debate vuelve a estar vigente.

Un nuevo estudio elaborado por Vector ITC Group concluye que entre el 30% y el 50% de la operativa empresarial es susceptible de ser automatizada.

La tendencia ya no se limita a sectores verticales o cadenas de montaje. La automatización puede introducirse por ejemplo en tareas administrativas de reducido valor. En otras palabras, puede aplicarse a tareas repetitivas, que según los expertos consultados copan el 25% del tiempo productivo.

Lejos de suponer una amenaza, la consultora cree que la liberación de este tiempo puede generar beneficios para las organizaciones. Permitiría “centrarse en las [tareas] más atractivas, estimulantes y de mayor valor añadido”, declara José Miguel Cortina, socio director del área de consultoría del Grupo.

Las soluciones de automatización son capaces de reducir el time-to-market, los errores en los procesos y aporta además una “visión analítica de la riqueza de datos”.

La única característica que escapa –de momento- a las capacidades robóticas es la creatividad. Algunas voces ya afirman que toda tarea es susceptible de ser sustituida por un robot salvo aquellas que requieran un proceso creativo.

Tal y como recoge Fortune, la Universidad de Oxford descubrió que hay tareas que un robot no puede llevar a cabo. El 21% de los puestos de trabajo de EEUU requieren a personas “altamente creativas”. El estudio se refiere a profesiones artísticas, programadores, arquitectos o a responsables de sectores como la publicidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor