Entre enero y marzo se incrementó un 317% el malware para Adobe Flash

SeguridadVirus

Así lo desvela un informe de McAfee Labs, que también habla de subidas del 165% en ransomware y del 49% en malware móvil durante el mismo periodo.

A la hora de armar sus técnicas de ataque, los ciberdelincuentes parecen tenerlo claro. Una de las tecnologías que aprovechan cada vez con más ahínco es el Flash de Adobe.

Así se desprende del “McAfee Labs Threats Report: May 2015” que viene de ser publicado y cuyo análisis se centra en lo ocurrido durante el primer trimestre del año a nivel de seguridad.

Se sabe que entre los meses de enero y marzo hubo hasta cuarenta y dos fallos vinculados a Adobe Flash. Y durante ese mismo periodo, según el informe de McAfee Labs, se acabó generando un 317% más de malware para el referido software de Adobe. Y eso que esta compañía habría sacado soluciones con rapidez para todas ellas.

El caso es que, a pesar de contar con la solución en su mano, los usuarios parecen no preocuparse por activar los parches lanzados. A esto hay que sumar la propia habilidad de los cacos 2.0 y otras cosas como el aumento de móviles que trabajan con SWF.

“Con la popularidad de un producto como Flash, existe una tremenda responsabilidad de identificar de forma proactiva y mitigar los problemas de seguridad que amenazan potencialmente a millones de usuarios”, comenta al respecto el vicepresidente sénior de McAfee Labs, Vincent Weafer.

Hoy por hoy se está comprobando que hay cada vez más interés en actuar contra Adobe Flash y menos intención de aprovecharse de creaciones como el Java de Oracle o Microsoft Silverlight.

Otras conclusiones del informe trimestral de McAfee Labs señalan que se ha producido una caída en el volumen de malware capaz de infectar ordenadores, al tiempo que se ha incrementado un 49% el móvil. Asimismo, el software maligno conocido como ransomware ha crecido un 165%.

Los ciberdelincuentes también han detectado ataques vinculados a firmware de almacenamiento HDD, firmware SSD, tecnología SSL y redes de correo en forma de spam.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor