“Aún hay un cierto miedo a dejar en otras manos las infraestructuras TIC”

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

Markel Gruber, Consejero Delegado de Global Switch en España, explica la
importancia de los centros de datos externos para garantizar la continuidad de
negocio en las empresas.

¿Cuál cree que es la situación actual del mercado español de centros
de datos?

Una gran parte de los CPDs (centro
de proceso de datos)
que existen hoy en España y que aún dan servicio a
muchas organizaciones son salas diseñadas con requerimientos de los equipos o
servidores de generaciones anteriores y sujetos a las limitaciones, lógicas, de
los edificios en los que se encuentran. No existe una concienciación clara de la
importancia de lo que supone el CPD como primer eslabón de toda la inversión
TI.

Por ello, las actuales necesidades de consumo y refrigeración no están
adecuadamente cubiertas, tampoco las redundancias que se requieren para poder
garantizar la continuidad del negocio.

Son sólo las grandes organizaciones las que están más sensibilizadas, y
apuestan por el desarrollo de inversiones ya sea ?in house? o bien
externalizando el servicio.

Entonces, ¿aún queda mucho por hacer?

Sí, queda mucho por hacer y varios frentes por cubrir. Por una parte está lo
que podríamos denominar la arquitectura o el diseño del CPD, para hacer frente a
las cargas de consumo y necesidades de disipación que van hacer falta con la
llegada de las nuevas generaciones de servidores.

En segundo lugar, está lo que podríamos llamar el Know-how; quiero decir, la
técnica y el conocimiento para la disposición de cableados, colocación y
ubicación de racks y equipos de servicio, así como todo lo relacionado con
políticas de acceso, seguridad y operación.

En tercer lugar, una vez que hubiéramos implementado las anteriores, resta el
correcto mantenimiento. Es fundamental disponer de los elementos adecuados para
conocer y saber explotar los sistemas
BMS (Building
Management System)
y el tratamiento apropiado de sistemas como el Power
Mangement System.

Por lo que dice, hay una gran diferencia entre la situación actual y
la que debería haber. ¿Cuál cree que es la tendencia de cara a un futuro a corto
y medio plazo en nuestro país?

El futuro en el medio y largo plazo en España será la externalización del
CPD, para acabar accediendo a la información en modo utility. Cada vez
mas las compañías se conciencian de que es imposible tener los generadores,
grupos electrógenos, centros de transformación y todo lo que garantice niveles
de redundancia n+1. El coste que supone, la adquisición, el mantenimiento y
explotación se revertirá a inversiones I+D propias del negocio, pasando a pagar
un alquiler o servicio que garantice unas SLAs.

Así pues, el futuro pasa por el tratamiento y explotación del dato convertido
en información, y será ésta la que haga que por medio de distintas herramientas
de inteligencia de negocio se posicione a las compañías en puestos mas
competitivos en sus respectivos mercados. Los CPDs estarán ubicados en
emplazamientos seguros, con conectividad a múltiples operadores de
comunicaciones y provistos de alimentación redundante n+1 que garantice el
funcionamiento ininterrumpido de los sistemas.

Para lograr esto, primero hay que concienciar a los implicados.
¿Puede decirnos cuáles son las ventajas de contratar un centro de datos externo
a la organización?

Las ventajas son claras, y se perciben desde el primero momento: mayor
seguridad y disponibilidad; menor coste y economías de escala; flexibilidad y
capacidad de crecimiento; mayor oferta de comunicaciones y neutralidad.

Con tantas ventajas, ¿es que existe aún miedo por parte de las
compañías por lo que respecta a la seguridad cuando externalizan su centro de
datos?

Efectivamente, aún hay un cierto miedo a dejar en otras manos las
infraestructuras TIC, si bien viene generado por la percepción de falta de
control por parte del CIO. Todavía parece que tener localizadas las
infraestructuras TIC en la sede central o en alguna de las oficinas más
representativas de la empresa da más sensación de control, cuando es
exactamente al contrario.

¿Qué otras razones puede haber para que una empresa decida no
contratar un centro externo de datos?

Actualmente en otras áreas de las empresas se externaliza, se subcontrata, se
practica el lease & sell back, se hace outsourcing, offshoring…,
pero aún son muchas las compañías que por motivos de control, desconocimiento o
simplemente porque aun no se lo han planteado, mantienen en sus propios
edificios sus CPDs.

En mi opinión, es simplemente desconocimiento de las ventajas que aporta la
externalización. Existen muchos motivos subjetivos que hacen que aún estemos
así, si bien es cierto que como en casi todo, es una tendencia que acabará
implantándose en España como lo ha hecho en el resto de Europa.

Para lograr esto, primero hay que concienciar a los implicados.
¿Puede decirnos cuáles son las ventajas de contratar un centro de datos externo
a la organización?

Las ventajas son claras, y se perciben desde el primero momento: mayor
seguridad y disponibilidad; menor coste y economías de escala; flexibilidad y
capacidad de crecimiento; mayor oferta de comunicaciones y neutralidad.

Con tantas ventajas, ¿es que existe aún miedo por parte de las
compañías por lo que respecta a la seguridad cuando externalizan su centro de
datos?

Efectivamente, aún hay un cierto miedo a dejar en otras manos las
infraestructuras TIC, si bien viene generado por la percepción de falta de
control por parte del CIO. Todavía parece que tener localizadas las
infraestructuras TIC en la sede central o en alguna de las oficinas más
representativas de la empresa da más sensación de control, cuando es
exactamente al contrario.

¿Qué otras razones puede haber para que una empresa decida no
contratar un centro externo de datos?

Actualmente en otras áreas de las empresas se externaliza, se subcontrata, se
practica el lease & sell back, se hace outsourcing, offshoring…,
pero aún son muchas las compañías que por motivos de control, desconocimiento o
simplemente porque aun no se lo han planteado, mantienen en sus propios
edificios sus CPDs.

En mi opinión, es simplemente desconocimiento de las ventajas que aporta la
externalización. Existen muchos motivos subjetivos que hacen que aún estemos
así, si bien es cierto que como en casi todo, es una tendencia que acabará
implantándose en España como lo ha hecho en el resto de Europa.

Y usted considera claramente esto como un error, ¿no es
cierto?

Entiendo que se debería hacer el cálculo de lo que cuesta una hora de falta
de servicio o caída. De nada sirve tener un sofisticado software de copia
remota, o backups, si la infraestructura falla o no está disponible. Error
probablemente es no incluir o desarrollar este ejercicio a la hora del cálculo
del TCO.

De las compañías que sí extenalizan sus centros de datos, un
importante número lo hace en países en vías de desarrollo y economías ”
emergentes”, donde, de hecho, ustedes no cuentan con ninguno. ¿Qué cree que
motiva esta elección?

La externalización acompañada de la deslocalización va muy vinculada al tipo
de presencia que se precise en el mercado y en el mundo y al tipo de modelo de
negocio.

Cuando se recurre a este tipo de países, generalmente se está buscando un
gran número de metros cuadrados a un precio muy bajo y la posibilidad de
contratar una gran cantidad de disponibilidad energética. Este tipo de compañías
son gigantes relacionados generalmente al mundo TIC para los que, por la
naturaleza de su negocio, la deslocalización geográfica no supone
inconvenientes, sino más bien ventajas.

Sin embargo, en el mercado español no existen muchas compañías con este tipo
de perfil.

En su opinión, ¿estas localizaciones pueden implicar
además una merma en la calidad del servicio?

No. Generalmente cuando se busca espacio y disponibilidad energética en este
tipo de países, lo primero que se mira es precisamente esto. Por la naturaleza
del negocio de este tipo de compañías la primera obsesión de todas es la
continuidad del servicio. El coste es o debiera de ir siempre en un segundo
plano.

Actualmente, Global Switch cuenta con centros en 5 localizaciones
europeas, y dos en la zona Asia Pacífico. ¿Prevén ampliar próximamente esta red
en el continente europeo, o darán el salto a América?

En la actualidad estamos creciendo en las ciudades en las que ya estamos y
las que consideramos estratégicas para nuestro negocio.

Este es un negocio en plena expansión. Las fusiones y adquisiciones están al
orden del día y nunca se sabe si de mano de una acción como ésta se pueda llegar
a tener presencia en EEUU. Hoy por hoy
Global Switch es líder
en los países en los que está presente, y dicho liderazgo sería una o la primera
de las premisas para crecer y expandirse en un sentido u otro.

¿Aumentará el número de CPDs en España?

Actualmente Global Switch dispone de 12.000 m² netos para CPD en Madrid, y
siempre que el negocio ha exigido crecer en espacio, así se ha hecho en
cualquiera de los países en los que la compañía tiene presencia.

Finalmente, ¿en qué se diferencia la oferta de Global Switch de las
demás?

La oferta de nuestra compañía se centra en el primer pilar del stack de
servicios en un proceso de externalización. En este sentido, además de la
neutralidad, Global Switch ofrece lo que se vendría en llamar el Real Estate IT
(Propco), es decir, toda la infraestructura física que soporta el correcto
funcionamiento de un CPD con una garantía de funcionamiento del 99,999%.

Además, ofrecemos servicios de valor añadido, como son la seguridad y los
servicios gestionados, así como operación de manos remotas por medio de
Partners. Son estos, los que ofrecen a los clientes la operación (Opco). A
partir de ahí, es cada cliente quien escoge y trabaja con el Integrador o
Partner que mejor se ajuste a sus necesidades, siendo Global Switch quien pone
las infraestructuras necesarias para el alojamiento.

En España, al ser el jugador que mas tarde se ha incorporado a este mercado
-en junio de 2005?, todas las infraestructuras son de última generación y
dimensionadas para poder ofrecer las necesidades que plantea el estado
tecnológico actual, por lo que soportan elevadas cargas de consumo, necesidades
de disipaciones mayores de lo normal y una amplia disponibilidad de suelo para
crecimientos futuros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor