Enviar spam puede suponer 25 años de cárcel

EmpresasSeguridad

Uno de los ocho cibercriminales más importantes podría ser condenado a un cuarto de siglo de cárcel y a pagar más de 600.000 dólares.

Un cibercriminal de 28 años procedente de Seattle, Washington, podría ser condenado por la justicia estadounidense a 25 años de prisión y a pagar 625.000 dólares de multa. Según Spamhaus, se trata del octavo ‘spammer’ más importante del mundo.
Los cargos que se le imputan son fraude, blanqueo de dinero y robo de identidad y ha sido descubierto tras muchos años de investigación por parte de la justicia. El ‘spammer’, llamado Robert Alan Soloway, llevaba años enviando cantidades enormes de correo no solicitado por parte de los destinatarios y lo que es peor, engañando a ingenuos receptores. Con estos actos, Soloway ha violado la ley de ‘Computer Abuse and Fraud Act’ (abuso de ordenador y acto de fraude) de 1984 y la de CAN SPAM del 2003.
Soloway fue arrestado en mayo de 2007 cuando acumulaba más de 35 denuncias. Para llevar a cabo sus prácticas, el cibercriminal utilizaba proveedores de acceso chinos. Su base de datos estaba formada por 157,8 millones de nombres.
Esta no la sido la primera vez que Soloway se enfrenta a la justicia. En diciembre de 2003 fue denunciado por Microsoft, que le acusaba de haber saturado las cuentas de los usuarios de Hotmail a través del envío de más de dos millones de spams. Finalmente, la empresa de Redmond ganó el juicio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor