Ericsson se hace con la división GSM de Nortel

Empresas

La canadiense continúa deshaciéndose de activos para intentar remontar el rumbo; la diferencia entre lo pagado por la sueca y los ingresos que reportaban los activos vendidos sale a 330 millones. 

Tras vender a Ciena activos en fibra óptica y Ethernet, Nortel ha otorgado hoy a Ericsson, de forma conjunta con la austriaca Kapsch CarrierCom, algunos de los activos de su división Norteamérica de GSM. En total, la adquisición le ha salido a la sueca por 70 millones de dólares en efectivo.

“La transacción enfatiza el compromiso de Ericsson con el mercado de Norteamérica y fortalece nuestra posición como proveedor líder de tecnología de telecomunicaciones y servicios en Estados Unidos y Canadá”, explica en un comunicado a los medios el presidente y CEO de la compañía, Hans Vestberg.

La compra estará libre de cualquiera de las deudas que pueda arrastrar la división.La adquiriente se lleva a su cuenta los acuerdos comerciales que Nortel mantenía con algunos de los majors teleco del continente, como AT&T o T-Mobile. Además, incorporará 350 trabajadores de la adquirida.

El acuerdo es por tanto más que favorable a Ericsson, especialmente si se comparan las cifras de  venta y el potencial de la misma. Según datos facilitados por la compañía sueca, en 2008 Nortel consiguió 400 millones de dólares gracias a la actividad de los activos vendidos, 330 millones más de los que Ericsson ha pagado ahora por ellos.
Ericsson también se había hecho en julio con la división de tecnología inalámbrica CDMA y LTE de la canadiense, esta vez por 1.130 millones de dólares, una cantidad mucho más elevada.
Nortel lleva prácticamente un año en situación de zozobra financiera. En enero, se acogía al famoso capítulo 11 estadounidense, similar al concurso de acreedores español.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor