¿Es la compra de palabras clave por parte de BP una estrategia adecuada?

Empresas

La petrolera británica habría pagado hasta 1 millón de dólares por hacerse con las keywords asociadas al vertido de petróleo en Google y Yahoo!.

Marketing de crisis: así lo han bautizado ya algunos analistas. Tras un hecho muy negativo sucedido a una marca, las noticias y los enlaces hacia información negativa son muy elevados, por lo que internet se convierte en una fuente más de desgaste corporativo.

BP lo sabe. Y tanto. La mayor parte de los resultados espontáneos en buscadores son negativos, según estimaciones de Greenlight (el 95%). En un intento por frenar la sangría a su imagen, la petrolera se ha hecho con las palabras relacionadas con el suceso para aparecer en los primeros resultados de búsqueda de Google y Yahoo!.

Según el director de management de campañas de Greenlight, consultora SEO, Matthew Whiteway, es la estrategia más acertada.  Ante las circunstancias que vive la compañía, señala, éste es el método más rápido para conseguir resultados positivos.

“La compra por parte de BP de palabras clave en los grandes bucadores puede ser vista como un golpe maestro, aunque otros pueden verlo como un intento desesperado de frenar que el público encuentre el daño del desastre”, señala Matthew Whiteway.

De hecho, algunos especialistas siempre han recomendado otro tipo de estrategia en red, recordando que en internet es muy difícil encaminar al público.

Precio palabras

Además de si es una buena o mala estrategia digna de estudiarse en las escuelas de marketing, la compra de palabras clave abre un gran interrogante. ¿Cuánto habrá pagado la petrolera? La respuesta es secreta… aunque la sospecha es que mucho. Muchísimo.

Los analistas apuntan por entre 600.000 y un 1 millón de dólares al mes, al que se puede sumar un cuarto de millón adicional por YouTube, tal y como recoge Forbes.

La mala imagen no es el único problema de la petrolera, a quien sus accionistas ya han demandado por engaño y sobre la que ya pesa la sospecha de un inminente concurso de acreedores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor