¿Es comunista el software libre?

Empresas

Terry Hancock, de Free Software Magazine, opina que sí, que el desarrollo de software libre es un verdadero ejemplo de mercado comunista en el que el trabajo no pertenece a un individuo, sino a una “comunidad”.

Según este periodista, la comunidad de software libre sigue teniendo miedo a ser tachada de comunista, por las graves consecuencias que este calificativo tuvo en Estados Unidos durante los años de la guerra fría. En su artículo explica cómo el desarrollo de software libre sigue la idea comunista de “desde cada uno según sus habilidades y a cada uno según sus necesidades”. Además, en el caso del software libre, esto sucede sin ningún tipo de cortapisas.

“Y el sistema funciona: ha construido GNU, ha construido Linux, X, Wikipedia. Ha conseguido cosas sin necesidad de mucha inversión (a diferencia de otros proyectos “propietarios” que han costado miles de millones de dólares). Y lejos de ser copias inferiores como se nos enseña dentro de nuestra educación capitalista, parecen ser al menos tan buenas, si no mejores, que sus equivalentes propietarios. En algunos casos, como el de Internet, ni siquiera hay equivalentes.

Este mercado libre, este bazar económico, no se parece nada a las sociedades comunistas que conocemos del siglo XX. Pero sí se parece a la visión que Marx tuvo en la cabeza de una sociedad comunista que funcionase, que no necesitase controles de mercado (DRM) ni opresión para que las cosas saliesen bien. ¿Es esto algo por lo que debemos avergonzarnos?”

Puedes leer el artículo completo aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor