El escándalo de los sobornos en Siemens se cobra otra víctima

Empresas

Klaus Kleinfeld, presidente ejecutivo de Siemens, ha anunciado que finalizará
su actividad al frente del grupo alemán a finales del próximo mes de septiembre.

Kleinfeld comunicó ayer al consejo de vigilancia de la multinacional
Siemens que no
seguirá por más tiempo. La decisión está íntimamente relacionada con las
presiones recibidas en medio del escándalo por la práctica de sobornos como
moneda de cambio para conseguir jugosos contratos de suministro en diversos
sectores y países.

“En tiempos como éste, la compañía necesita claridad sobre su liderazgo. Por
eso he decidido no estar disponible para la prolongación de mi contrato”,
comentó Kleinfeld, según fuentes de la compañía.

Desde el grupo alemán se han negado a proporcionar cualquier tipo de
información sobre su futuro sucesor.

En esta etapa de interinidad que se abre hasta después del verano toma
relevancia la figura de Gerhard Cromme, que ayer mismo asumió el cargo de
presidente del consejo de vigilancia de Siemens de forma oficial tras
la
dimisión en éste órgano de control de Heinrich von Pierer
.

Gerhard Cromme, agradeció a Kleinfeld “su decisivo y exitoso liderazgo en
Siemens en los dos últimos años” y consideró que, en este periodo, la compañía
recibió una “nueva orientación estratégica que asegurará el éxito sostenible”.

También destacó los esfuerzos de Kleinfeld para manejar casos de corrupción,
lo que ha permitido a Siemens “tratar los actos erróneos del pasado sin
concesiones y convertirse en un punto de referencia de transparencia y
conformidad”.

Hace apenas un mes
Silicon
News informó
sobre el arresto de Johannes Feldmayer, miembro de la junta
directiva de Siemens, en régimen de prisión preventiva en el marco de la
investigación en torno al desvío de fondos de la empresa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor