Escándalo en las Islas Británicas por el robo de datos ‘delicados’

Gestión de la seguridadSeguridad

El Gobierno de Irlanda pierde información sobre receptores del auxilio social, mientras que la BBC filtra datos personales de niños.

Los Gobiernos de Irlanda y Reino Unido deben enmendar la pérdida de los datos personales de sus ciudadanos más sensibles.
Beneficiarios del auxilio social y niños, respectivamente, han visto como la información que sobre ellos consignaban dos organismos públicos pasaba accidentalmente al dominio público.
En el caso irlandés, la pérdida de un ordenador utilizado por el servicio de Asuntos Sociales hacia abril de 2007 podría poner al descubierto datos sobre más de 380.000 beneficiarios de la asistencia pública.
El departamento acaba de poner los hechos en conocimiento de la Gardaí (la policía irlandesa), porque hasta el momento no se había dado cuenta de la pérdida.
“Veo la pérdida de información y de tiempo muy seriamente”, apuntó la Ministra de Asuntos Sociales y de Familia, Mary Hanafin, a The Irish Times.
Entre la información perdida, no sólo había datos de índole personal sino también relativos a las cuentas bancarias de los afectados. El Gobierno irlandés ha confirmado que a pesar del tiempo transcurrido no se produjo ningún fraude asociado a esta información.

Niños y BBC

La televisión pública británica, la BBC, también acaba de verse envuelta en un escándalo por la pérdida de información personal. El robo de un pendrive en el parking de un Ikea inglés ha puesto a la prestigiosa cadena en una situación complicada.
En la memoria, uno de los productores del programa infantil Gastronauts almacenaba las direcciones, nombres y teléfonos de unos 250 niños, como informa la edición de Reino Unido de Vnunet.
Además, incluía las fechas en las que las familias pensaban irse de vacaciones, lo que podría facilitar el trabajo de las bandas criminales.
La cadena ya ha pedido disculpas por la metedura de pata.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor