España dejará de ganar el equivalente al 2,6% del PIB de 2008 por la gripe A

Empresas

Uno de cada dos empleados faltará al trabajo por la enfermedad, lo que ha llevado a las empresas a girarse hacia la videoconferencia.

Puede que la gripe A no suene tanto en los titulares de los telediarios como al arranque de la primavera, pero la realidad es que el virus sigue ahí y sigue creando preocupación y expectativas complicadas en las grandes compañías.
Aunque, como apuntaban recientemente en uno de sus podcast en The Economist, el impacto de la gripe en la economía puede ser menor que la de otras epidemias gracias a la recesión (ya que no afectará a las compras, ya que no se está comprando, y no se potenciará el contagio porque… al no ir a las tiendas los ciudadanos no están en medio de la marabunta que facilita el contagio), la enfermedad afectará al día a día de las empresas.
Según estimaciones de Randstat, uno de cada dos empleados podría faltar al trabajo por culpa de la gripe A. Aunque sólo el 25% de la población podría verse afectada, según las estimaciones de la entidad, sería el 50% el que decidiría no ir a trabajar. La empresa de trabajo temporal alerta sobre la posibilidad de que se produzca “un verdadero caos en el mercado de trabajo en el último trimestre del año”
De hecho, las estimaciones de la firma establecen en 1.500 mozos, casi 1.000 peones, 500 administrativos, 700 camareros, 400 dependientes o 800 inventaristas, la demanda extra que podría tener que afrontar el mercado laboral.
Entre las recomendaciones que Randstat hace a las compañías para afrontar sin desgaste esta crisis, se encuentran tres en las que las nuevas tecnologías pueden tener un papel más que importante. Identificar documentos clave de trabajo, el distanciamiento social o las restricciones en los viajes pueden ser fundamentales para evitar una epidemia de dimensiones bíblicas.
Soluciones para empresas
“Las empresas deben pensar con antelación y contemplar todos los escenarios posibles”, señala también el director general de de Polycom para España y Portugal, José Bustelos. “Si una empresa diseña un plan de teletrabajo para los empleados que opten por la cuarentena y para aquellos que hayan contraído la enfermedad, se puede mantener un nivel de operatividad bastante satisfactorio”, añade.
Según datos facilitados por Polycom, la gripe A podría producir un paro en la producción en España de más de 7.000 millones de euros. En el caso de las previsiones de esta compañía, hasta el 30% de los españoles (unos 11 millones de personas) podrían verse afectadas, lo que llevaría a que la mitad de la población activa (no sólo los enfermos dejarán de trabajar, también aquellos que en previsión estén en cuarentena o quienes tengan que cuidar de los afectados) tenga que abandonar momentáneamente su puesto de trabajo. Las pérdidas, estima Polycom, serían de cerca de 26.000 millones de euros, o lo que es lo mismo dejaría de ganarse una cantidad semejante al 2,6% del PIB de 2008.
La videoconferencia, como al principio de la crisis, gana enteros.  “Hemos visto como algunas empresas nos han consultado y se han provisto de soluciones que se incorporan a los ordenadores personales y demás soluciones de videoconferencia y telepresencia para la empresa”, reconoce Bustelos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor