España no ve ‘unicornios’… todavía

Adquisiciones y FusionesEmpresasInversoresStart-Up

Uber, Airbnb o Dropbox son ejemplos de los denominado ‘unicornios’, startups valoradas en más de 1.000 millones de euros. En España todavía no ha aparecido ninguno. ¿Cómo está la inversión en venture capital en nuestro país?

En los últimos cinco años han emergido 128 ‘unicornios’ en Estados Unidos y 34 en Europa. Sin embargo, en España todavía seguimos esperando el primero.

La inversión en venture capital explican en buena medida esta situación. Así, en Estados Unidos se han invertido 222.000 millones de dólares desde 2010, mientras que en Europa se han inyectado 25.000 millones. Las cifras en España son mucho más desalentadoras, ya que la inversión del último lustro apenas alcanza los 1.700 millones. El dato positivo es que la inversión en nuestro país ha crecido casi un 300% en los últimos 2 años, pasando de 184 millones en 2013 a 534 millones en 2015. Éstos son algunos datos recogidos en el informe de Kauffman Fellows ‘The EUnicorn Economy: opportunities for Spain’, elaborado por Liz Fleming, vicepresidenta internacional de Spain Startup.

El estudio señala que, aunque ese ‘unicornio’ aún no haya llegado, sí que ha habido operaciones exitosas, en los que el venture capital ha logrado impulsar el crecimiento de las empresas y salir logrando plusvalías. Por ejemplo, los inversores consiguieron vender Privalia a Vente-privee por 500 millones de dólares, mientras que la entrada de Apax en Idealista situó su valoración en 150 millones (cifra sin confirmar). Además, eBay adquirió TicketBis por 145 millones, Next Co. pagó 80 millones por Trovit, Rocket Internet se hizo con La Nevera Roja por 80 millones y Schibsted Media Group abonó 50 millones para entrar en Milanuncios. Todas estas operaciones se han realizado en los últimos dos años.

Asimismo, hay un ramillete de compañías que está en el buen camino, atrayendo el interés de los inversores internacionales. Algunos ejemplos son Wallapop (que está a punto de captar alrededor de 100 millones de dólares –cifra sin confirmar- de un grupo de inversores liderado Fidelity Growth Partners), Cabify (100 millones), CartoDB (30 millones de un grupo encabezado por Accel), peerTransfer (37 millones de Accel y otros inversores) and Typeform (15 millones, Index y otros). Y también hay muchas expectativas en torno a Scytl, apoyada principalmente por Nauta Capital- y Alien Vault –apoya por Adara y otros-, que han elevado su valor por encima de los 100 millones.

El informe indica que España tiene una gran dependencia de los fondos públicos para impulsar y financiar la industria de capital riesgo. Por el contrario, los inversores privados son, en general, reacios a las inversiones de riesgo. Así, los fondos públicos representan el 27% de la inversión en España en venture capital, aunque también tienen un papel importante los family office y los inversores privados, que aportan un 25% del total. Sin embargo, los family office prefieren invertir en empresas de manera oportunista, generalmente cuando existe una relación personal con los fundadores de la compañía. Además, el estudio remarca la considerable bajada de la contribución de las instituciones financieras, ya que su aportación ha caído desde el 40% de la inversión total en 2013 para situarse por debajo del 13% en 2015.

Según se explica en esta investigación, no es probable que la participación de los inversores privados crezca más rápido de lo que lo ha hecho en los últimos años, ya que presentan mucho conservadurismo y precaución en sus estrategias de inversión. La autora justifica esta posición por la falta de experiencia y conocimiento de la inversión en capital riesgo. Sin embargo, confía en que crezca la confianza de los inversores y la liquidez a medida que la economía española se vaya recuperando, facilitando así la inversión de capital riesgo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor