El español que retó a Microsoft

Empresas

El “hacker” que pirateó Kinect, el periférico de la Xbox, ha resultado ser un vecino de Castro Urdiales.

El concurso convocado por la firma neoyorquina Adafruit, que ofrecía 3.000 dólares al primero que pirateara Kinect, el periférico de la Xbox, convocó a “hackers” de todo el mundo. El ganador, que reclamó su premio pocos días después y puso en jaque a la mismísima Microsoft, ha resultado ser nada menos que de Castro Urdiales, Cantabria.
Héctor Martín, que así se llama el afortunado, ha conseguido con su “hazaña” liberar el mando de Microsoft, que ya había advertido que iniciaría una campaña legal para impedir el pirateo de Kinect, que acaba de llegar a España y hace pocos días que se lanzó en Estados Unidos. A pesar de las advertencias, publicadas por Adafruit en el momento de convocar el concurso, varias personas se pusieron manos a la obra para liberar este dispositivo, lo que permitirá su uso en otras consolas, ordenadores o robots.
Según informa Adafruit, Héctor ya ha anunciado que destinará su premio a grupos de desarrollo de herramientas para hackers, como Team Tweezers (centrada en la Wii) y el iPhone DevTeam. Además, el portal donará 2.000 dólares a la fundación EFF, dedicada a la defensa de los derechos digitales y a la legitimación del “oficio” del hacker.
Esta no es la primera hazaña de Héctor, que ya había hackeado con éxito el mando de la Wii. “Me fascina aprender cómo funcionan las cosas sin que me lo expliquen”, reconoce este estudiante de informática de sólo 20 años en declaraciones al diario El País. Ahora ha enviado su currículo a algunas empresas dedicadas al software libre. “Quizás me salga algo. También gané algún dinero fabricando una maquinita que arreglaba las consolas Wii, pero poco más”. Con esa maña, ofertas no le faltarán.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor