3 de cada 10 españoles alcanzados por malware no saben cómo se produjo la infección

Gestión de la seguridadSeguridadVirus
0 0 No hay comentarios

Según Kaspersky Lab, entre los motivos más comunes se encuentran la consulta de webs maliciosas, la descarga de software, el uso de dispositivos USB y los emails trampa.

La cifra de españoles que han sido atacados por malware asciende a más de 4 de cada 10. Se sitúa en el 42 %, según un estudio llevado a cabo por Kaspersky Lab y B2B International, en el que también se revela que más de una quinta parte acabó con sus dispositivos infectados.

A raíz de esas infecciones han tenido que enfrentarse a dispositivos que funcionaban más lentos (24 %), a la apertura de ventanas emergentes y el bombardeo de anuncios no deseados (22 %) y a las redirecciones a webs con mala pinta (13 %). Además, un 7 % vio cómo sus equipos dejaban de funcionar directamente y el 36 % tuvo que gastar dinero para repararlos.

Una cifra significativa es la que señala que el 26 % de los españoles a los que les ha afectado el malware no sabe cómo se produjo la infección. No sabe cómo acabó entrando el malware en su equipo. Kaspersky Lab explica que buena parte de las veces el motivo sería la consulta de páginas web sospechosas. Pero también hay otros motivos, como la descarga de software malicioso, el uso de dispositivos USB o a causa de un email.

Un 18 % de los usuarios de nuestro país dice que un mensaje que les llegó de una persona desconocida acabó siendo fuente de malware. Pero cabe apuntar que a un cercano 16 % también le ocurrió esto con correos de gente conocida.

“Los ciberdelincuentes se han vuelto cada vez más sofisticados y furtivos al lanzar ataques contra los dispositivos que usamos diariamente”, comenta Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia, que explica que el hecho de que un tercio de los internautas no sepa cuál es el origen de la infección “puede hacer que se propague aún más el malware y poner más en riesgo los dispositivos, datos y finanzas”.

“Para mantenerse a salvo”, añade Ramírez, “necesitan aumentar su ciberinteligencia y ser más conscientes de los peligros a los que se enfrentan en su uso al acceder a nuevos sitios web o aplicaciones o correos electrónicos de fuentes desconocidas”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor