¿Está preparada su Wi-Fi para Internet de las Cosas?

M2MRedes

Patrick Groot Nuelend, Head of Product Management ENC, EMEA, Zebra Technologies.

Internet de las Cosas (IoT) ha recibido el nombre de ‘Industrie 4.0’ en Alemania por su potencial para propiciar una nueva revolución industrial. El 80% de las empresas  creen que IoT es la iniciativa tecnológica más estratégica en una década; podría haber 38.000 millones de dispositivos IoT en el mundo en 2020 , y el mercado de la tecnología IoT podría superar los 6 billones de dólares en 2025. ¿Cómo está transformando esta tendencia rompedora la actividad de negocio? Teniendo en cuenta que toda estrategia de IoT se basa en la red Wi-Fi, ¿cómo puede estar seguro de que la suya está preparada para aprovechar todo el potencial de IoT y encontrar nuevas formas de trabajar más eficientes, productivas y asequibles?

De manufactura a atención sanitaria: nuevas formas de trabajar

Cada cierto tiempo llega una nueva tecnología que lo cambia todo. Es el caso de IoT, que nos  permitirá replantearnos nuestra forma de trabajar y aportará ventajas de gran alcance especialmente en:

•    Manufactura: Se considera desde hace tiempo que el sector de Manufactura será el que experimente una mayor transformación a consecuencia de IoT, lo que se confirma con el dato de que la mayoría de los sensores de IoT, el 40,2%, se emplean en este ámbito. Gracias a la recogida de datos en tiempo real de toda la cadena de suministro, de las líneas de manufactura y de las máquinas, las empresas consiguen ahorrar segundos de los procesos, reducir los defectos, trabajar de forma más segura, reducir costes y mejorar la productividad. Por ejemplo, con los datos obtenidos de máquinas y robots de una planta de manufactura y empleando análisis predictivo, es posible programar un mantenimiento preventivo para evitar el cierre de líneas.

•    Atención sanitaria: IoT ofrece una enorme gama de aplicaciones en atención sanitaria. Por ejemplo, en el caso de los pacientes en estado crítico. En muchas ocasiones, es necesario someter a estos pacientes a triaje, realizarles pruebas y tratarlos dentro de un periodo de tiempo determinado. El uso de brazaletes habilitados para Bluetooth permite hacer un seguimiento durante su paso por el hospital a través de emisores Bluetooth. Si su progreso se ralentiza, es posible desencadenar alarmas automáticas para que intervenga el personal médico con más experiencia.

•    Transporte y Logística (T&L): Entre las numerosas aplicaciones que tendrá IoT en el sector de T&L, una de las más interesantes es el uso de cámaras inteligentes en almacenes para evaluar las dimensiones de los artículos. Los sistemas Big Data pueden utilizar esta información adicional para proporcionar indicaciones de carga que optimicen el espacio de los vehículos con el fin de reducir costes, kilometraje y emisiones de CO2 innecesarios.

•    Retail: Los emisores Bluetooth están permitiendo a los comercios minoristas hacer un seguimiento de los clientes por los pasillos de los establecimientos. Los datos pueden utilizarse para identificar disposiciones de tienda exitosas (empleando mapas térmicos) y conectar con los smartphones de los clientes para establecer nuevos tipos de interacción, por ejemplo, darles la bienvenida al establecimiento y enviarles promociones y descuentos.

IoT generará una cantidad ingente de datos procedentes de sensores que conectarán a Internet mediante su red Wi-Fi. Esto tiene implicaciones. Si su red todavía no es un elemento crucial de su empresa, probablemente lo será; si tiene varios años de antigüedad, probablemente tendrá dificultades para atender el gran aumento de la demanda. Además, dado el carácter confidencial de los datos que manejará, puede que tenga que replantearse la seguridad. De lo que estamos hablando aquí es de la necesidad de ofrecer rendimiento de red con calidad de proveedor. Sin embargo, lo más probable es que en su equipo de TI no haya expertos en tecnología inalámbrica, por lo que es importante plantearse cuál es la mejor forma de desplegar, integrar y gestionar su red. Teniendo todo esto presente y sirviéndome del estudio sobre IoT realizado por Gartner , a continuación indico cinco aspectos que debe tener en cuenta para que su Wi-Fi esté preparada.

1.    Conectividad versátil: Se conectará una amplia gama de dispositivos con su red –no solo tablets, PC, teléfonos y portátiles, sino también sensores inteligentes como, por ejemplo, los controles de temperatura. Aunque la mayoría de los nuevos dispositivos utilizará los estándares más recientes (802.11AC Wave 2), que ofrecen más ancho de banda y la imprescindible escalabilidad para IoT, si dispone de dispositivos antiguos conectados con su Wi-Fi, deberá asegurarse de que esta pueda darles servicio.

2.    Comunicaciones y conexión con la red: Busque puntos de acceso que no solo incluyan radios Wi-Fi, sino también sensores Bluetooth y de radiofrecuencia (RF). La tecnología Bluetooth facilitará (y hará más asequible) el despliegue de dispositivos con capacidad Bluetooth –por ejemplo, etiquetas electrónicas de estanterías y emisores en retail. Los sensores de RF son importantes porque exploran el entorno de la red en busca de interferencias y saltan de forma proactiva a nuevos canales para proteger la calidad del servicio. Esta autonomía permitirá que su equipo de TI no tenga que ocuparse de la gestión diaria.

3.    Utilice la potencia de la nube: Si tiene un gran número de usuarios, numerosas instalaciones, demanda de acceso para invitados y necesidad de adaptar la escala prácticamente a cualquier tamaño, puede que le interese una Wi-Fi en la nube. Con los sistemas en la nube, la potencia de los switches y controladores y la inteligencia de la red se sitúan en los puntos de acceso, que se registran automáticamente a través de Internet en la nube. Si precisa mayor capacidad o más instalaciones, no tiene más que añadir puntos de acceso, sin necesidad de controladores. Esto simplifica la construcción de redes y cambia la economía de Wi-Fi –de un modelo de hardware a un modelo ‘Op-Ex’ más flexible y versátil.

4.    Aplicaciones y servicios: Busque redes que faciliten la incorporación de invitados (y gestionen la autenticación), además de incluir tecnología para supervisar la actividad de la red. Dicha supervisión debería incluir a clientes tanto de Wi-Fi como de Bluetooth para detectar cualquier comportamiento sospechoso. Esto resulta especialmente importante en retail, donde se han producido incidentes en los que se ha utilizado Bluetooth para robar datos de tarjetas de pago en sistemas sin protección.

5.    Control y gestión remotos: Aunque la mayoría de los fabricantes puede facilitarle infinidad de estadísticas, para que estas tengan sentido necesita un análisis que le aporte conocimiento, por ejemplo, cuál es el rendimiento de sus aplicaciones, quién se está conectando a la red y desde dónde, cuál es la calidad de dichas conexiones y, sobre todo, cómo puede mejorar en estas áreas. Asegúrese también de que su red permite a su equipo de TI ver cada punto de acceso y gestionar y resolver problemas de forma remota.

Simplificación radical

Su equipo de TI tiene ya muchas responsabilidades. Lo último que necesita es asumir la gestión de una red inalámbrica compleja que es ahora más que nunca crucial para la empresa. La tecnología está facilitando las cosas. Además de alcanzar una velocidad ultrarrápida –superior a un gigabit para descargas–, las redes Wi-Fi son ahora más fáciles de instalar, gestionar y mantener. La simplificación radical siempre beneficia a TI y, en el caso de Wi-Fi, estamos llegando a un punto en el que la propia red, con una intervención mínima, es capaz de configurar y mantener un rendimiento de red con calidad de proveedor.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor