¿Está protegida nuestra I+D frente a las brechas de seguridad?

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad
0 0 No hay comentarios

Una de cada cinco empresas españolas perdió datos de propiedad intelectual por brechas de seguridad, según un informe de Kapersky Lab y B2B International.

La seguridad es un asunto que nos preocupa mucho a todos los usuarios. En el caso de las empresas, se trata de un elemento estratégico, ya que la filtración de información delicada puede condicionar el futuro de nuestra compañía.

Estamos relativamente acostumbrados a robos de datos personales, de contraseñas, de fotos, etc. En la mayoría de los casos, se trata de pérdidas de datos que afectan esencialmente a información privada de usuarios. Sin embargo, este problema también se extiende al ámbito empresarial. Y es especialmente preocupante cuando la información vulnerada se refiere a datos de propiedad intelectual, sobre todo cuando ésta supone una ventaja competitiva frente a la competencia.

Sin embargo, parece que las brechas de seguridad son demasiado frecuentes en el ámbito empresarial, según pone de manifiesto un informe elaborado por Kapersky Lab y B2B International. El estudio se ha realizado a partir de 3.900 entrevista a directivos de 27 países, entre ellos España.

“En una economía altamente competitiva, las empresas tienen muy poco margen. Y la mayoría de las veces, la ventaja competitiva de la compañía está basada en su política de Investigación y Desarrollo o en una solución de alta tecnología patentada que le ayuda a producir de forma más eficiente que sus competidores. Si la competencia accede a este conocimiento, ahorrándose los costes iniciales de I+D, obtendrá una ventaja competitiva muy relevante”, explican los autores del informe.

El estudio señala que el 21% de las empresas españolas sufrió alguna pérdida de propiedad intelectual durante el año pasado. La causa más común de incidentes de pérdida de datos fue el malware, aunque también influyeron las vulnerabilidades de software, el robo de dispositivos móviles o las intrusiones en la red.

Y eso a pesar de que las compañías son conscientes de que su información es un bien relevante. Así, los empresarios encuestados sitúan la “información de operaciones internas” y la “propiedad intelectual” como los dos tipos de datos no financieros que tienen más miedo a perder. Las empresas de fabricación sitúan los datos e información de los clientes en el último lugar del ranking de los datos que tienen más miedo a perder. Quizá se deba a que las instalaciones de fabricación no suelen almacenar este tipo de información.

Respecto a las principales causas que han motivado la mayor pérdida de datos en los últimos doce meses, buena parte de los encuestados coinciden a la hora de determinar su principal enemigo. El 23% de los directivos españoles consultados cree que el software malintencionado o malware es el principal responsable de la sustracción de información. Además, mencionaron otros incidentes concretos que les llevaron a una pérdida de datos, tales como vulnerabilidades en el software (8%), intrusión en la red (8%), información filtrada de dispositivos móviles (5%) y ataques dirigidos (5%).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor