Cómo establecerse en Silicon Valley

Empresas

Alfonso De la Nuez, CEO de Xperience Consulting, consultora especializada en gestión y medición de usabilidad y experiencia del usuario, explica los detalles de la experiencia de implementar un negocio en la meca del sector TIC.

Para emprender un negocio en Estados Unidos en la industria de las TI no hay otra fórmula que la de instalarse en Silicon Valley. El lugar que resulta ser la meca de nuestra industria, donde están las grandes empresas que han creado el mercado TI y donde, como diríamos coloquialmente, se ‘corta el bacalao’ y de donde provienen muchas de las noticias que luego se publican en los medios españoles. Por tanto, no se trata sólo de vivir un lugar cualquiera, sino de vivir en ‘el’ lugar desde una perspectiva profesional.Este verano inauguramos las oficinas de Xperience Consulting en Sunnyvale, una pequeña ciudad perfectamente posicionada ya que está en el medio de las dos grandes ciudades que componen el Valle, San Francisco y San José, y vecina de Mountain View, Palo Alto y Cupertino.
En esta zona se encuentran muchas de las centrales de marcas sobradamente reconocidas por la industria, como Yahoo, Google, Apple, Intel, HP, Sun Microsystems, Symantec, y una larga lista de ‘.coms’.
Es claramente la tierra de los ‘laptops’ y de los MACs. Es muy típico ver los Starbucks y los Peet’s Coffees atiborrados de portátiles, y llama la atención el elevado número de Mac’s presentes, casi todos interconectados a los ‘super-cool’ iPhones.
La paradoja de la ‘profesionalidad informal’
A la hora de establecer una empresa y una actividad comercial en Silicon Valley, uno entiende que aunque esta zona sea el paraíso de la tecnología, de las ‘start-ups’, de las ‘.com’ y de los fondos financieros, la cosa se complica bastante si quieres hacerlo bien; es decir, competir y salir adelante.
Debido a la feroz competitividad, se ha establecido una especie de código: una serie de normas, hábitos y costumbres, sobradamente reconocidos por los habitantes y profesionales del sector, que hacen de este lugar una especie de jungla donde son un ‘must’ las recomendaciones y referencias previas y donde sólo sobreviven los mejores entre los mejores. Por estos motivos el nivel de vida es tan alto.

Una de las principales normas o hábitos que te encuentras en Silicon Valley a la hora de hacer negocios es que las referencias son todo. Puedes hacer todo el marketing que quieras, al final lo que cuenta son los contactos y las referencias, las cuales si son buenas te abrirán muchas más puertas que una inversión en publicidad.
Lo más curioso y paradójico en Silicon Valley es que el estilo general en el ambiente laboral es extremadamente informal; a veces tan ‘sport ‘ que resulta relativamente alarmante. Sin embargo, entre tanta aparente informalidad se encuentran personas extremadamente preparadas que te ametrallarán a preguntas y que esperan respuestas rápidas y concisas.
Las presentaciones en Power Point deben ser breves, concisas, útiles y relevantes. Los entregables, igualmente trabajados. Alta calidad del fondo del trabajo por encima de los formalismos.
Optimizar el tiempo
Por otra parte, el tiempo es uno de los recursos más valorados y por eso se adoptan posturas un tanto radicales. Es habitual encontrarse en una presentación a la audiencia escuchando y leyendo el correo en la Blackberry a la vez. No es considerado maleducado, sino necesario y eficiente y es increíble lo bien que funciona la web Craigslist.org en Silicon Valley. Es más popular en esta zona que la propia eBay, que tiene la sede central en Campbel, un barrio de San José.
En Silicon Valley el medio de comunicación preferido es el e-mail; se intentan evitar los ‘meetings’ en persona incluso entre profesionales de la misma empresa, y el método preferido es el teléfono y las ‘virtual rooms’, donde la gente se conecta desde varias oficinas o desde casa (el teletrabajo está ya muy extendido). La gente valora y mucho su tiempo, su vida personal y el poder pasar tiempo libre, todos los días.
En definitiva, Silicon Valley me ha impresionado gratamente, tanto a nivel personal como profesional. Es un lugar fantástico para hacer negocios, especialmente en el sector TI, pero además es un lugar donde la calidad de vida es altísima, gracias, en gran parte, a su gente. Recomendaría a cualquier emprendedor que se lanzara a hacer algo en esta zona; ahora bien, siendo consciente de las dificultades que conlleva salir adelante. En el caso de Xperience Consulting, esto último está por ver. El tiempo dirá. Pero, afortunadamente, nadie nos quitará la experiencia vivida este verano.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor