Estados Unidos cierra los tres principales portales de juego online

Empresas

Full Tilt Poker, PorkerStars y Absolute Poker ya no son accesibles desde Estados Unidos a pesar de estar domiciliadas fuera del país.

El juego online sigue trayendo de cabeza a las autoridades estadounidenses, que intentan poner coto a la facturación de determinadas firmas y negocios web. Hace unos días un senador demócrata anunciaba su intención de proponer impuestos estatales para el e-commerce, y el pasado viernes las autoridades decidieron centrar sus esfuerzos en las casas de apuestas por internet.

Los tres mayores sites de juego online de Estados Unidos, Full Tilt Poker, PokerStars y Absolute Poker, fueron cerrados el pasado viernes a la espera de que un juzgado dictamine si este tipo de apuestas son legales o no. En concreto, las autoridades acusan a los tres fundadores de las páginas y a otros ocho colaboradores de favorecer una actividad ilegal, fraude bancario y blanqueo de capitales. La acusación solicita una compensación de tres mil millones de dólares en concepto de impuestos sobre los beneficios.

Según The Wall Street Journal, los responsables de los sites invirtieron parte del dinero obtenido en compras online de objetos como equipos de golf, joyería y flores. Sin embargo, llama la atención que los tres portales no estén domiciliados en Estados Unidos.

Por otra parte, la consideración del juego como un delito sigue siendo discutida. El ex senador de Nueva York Alphonse D’Amato se mostraba crítico con la actuación del Gobierno: “El poker online no es un delito y no debería ser tratado como tal”, defiende.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor