Estados Unidos defiende el espionaje de las conversaciones móviles de los clientes de Verizon

EmpresasOperadoresRedesSeguridad

La administración Obama se salta la privacidad de sus ciudadanos al recopilar datos de millones de llamadas telefónicas que sustrae a las operadoras para luchar por la seguridad del país.

La polémica se ha generado después de que el diario británico The Guardian, sacará a la luz la existencia de una orden judicial secreta referida al espionaje de millones de registros de llamadas de abonados de Verizon Communications.

Un portavoz de la administración Obama ha explicado que la orden judicial solo se refiere al número de teléfono o la duración de una llamada, pero ha asegurado que no se quedan con información sobre las identidades de los abonados o el contenido de las llamadas.

Entre los datos que sustraen se fijan especialmente en los números que pertenecen a teléfonos extranjeros y la hora y ubicación exacta de cada llamada, informan en Reuters.

Con esa medida pretenden proteger a Estados Unidos de amenazas terroristas, ya que les da la posibilidad de averiguar si un sospechoso de terrorismo ha estado en contacto con otras personas que podrían estar relacionados con ese tipo de acciones criminales.

De momento solo se ha confirmado que Verizon sufre esas prácticas y los datos de las llamadas de sus abonados han sido investigados a fondo, pero se especula con que esa práctica de espionaje podría afectar también a otros operadores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor