Estados Unidos quiere educar a los internautas

Empresas

La seguridad en la red se ha convertido en un asunto de seguridad nacional.

En la era de los ciberataques, Estados Unidos ha sido la primera potencia en asumir que ninguna tecnología puede proteger a la red de eventuales ataques. La úncia manera factible de paliar sus efectos parece ser educar a los usuarios. Y eso es lo que se ha propuesto la primera campaña estadounidense en materia de seguridad cibernética. Stop. Think. Connect., el nombre que ha recibido esta iniciativa, se desveló en los cuarteles generales de Intel y es parte del evento bautizado como el “mes de prevención en seguridad cibernética”, que se viene realizando desde el año 2001. La fase “stop” pretende subrayar la importancia de detenerse antes de realizar cualquier operación delicada para evaluar sus riesgos. Lo siguiente será pensar cómo la acción puede repercutir en la seguridad del usuario y de otros usuarios, y conectar con el resto de internautas en condiciones de seguridad.
Son varias las asociaciones que han decidido tomar parte en la iniciativa, desde la Alianza Nacional de Seguridad Cibernética, hasta el Grupo Anti-Phishing. Grandes empresas del sector también han querido sumarse a la propuesta: Microsoft, Google, Facebook, Visa o Wal-Mart son las principales. En el desarrollo de la campaña.
El objetivo es concienciar a los usuarios en materia de seguridad en la red para que ciertas precauciones se acaben convirtiendo en hábitos. Las preocupaciones de los internautas se concentran en el robo de cuentas bancarias y la suplantación de identidad. Ahora el gobierno estadounidense quiere convertir estas prácticas de prevención en materia de seguridad nacional.
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor