Estados Unidos ya tiene su orden ejecutiva sobre ciberseguridad

SeguridadVirus

El objetivo es “reforzar nuestras defensas cibernéticas, aumentando el intercambio de información y elaborando normas para proteger nuestra seguridad nacional, nuestro trabajo y nuestra privacidad”, según ha declarado el presidente Obama.

El presidente estadounidense Barack Obama se ha adelantado a la Unión Europea y ha firmado una esperadísima orden ejecutiva en materia de ciberseguridad, pocas horas antes de dirigirse al Congreso para entregar su quinto discurso sobre el Estado de la Unión.

Dicha orden permite a las agencias federales notificar a las empresas privadas sobre amenazas informáticas clasificadas o sin clasificar, aunque salvaguardando el principio de privacidad y las libertades civiles de los ciudadanos.

También establece un “marco de seguridad cibernética” para desarrollar las mejores prácticas de protección posibles y blindar a aquellas empresas consideradas cruciales para la infraestructura nacional. Esto es, “sistemas y activos, ya sean físicos o virtuales, tan vitales para los Estados Unidos que su incapacidad o destrucción tendrían un impacto debilitante” en la seguridad, la economía o la salud del país.

Aunque adopción de estas normas será voluntaria para las organizaciones, el Departamento de Seguridad Nacional promoverá su adopción ofreciendo incentivos a quienes se sumen a la causa.

“Sabemos que los hackers roban la identidad de la gente y se infiltran en e-mails privados. Sabemos que empresas extranjeras roban nuestros secretos corporativos. Ahora nuestros enemigos también están buscando la posibilidad de sabotear nuestra red eléctrica, nuestras instituciones financieras y nuestros sistemas de control del tráfico aéreo“, ha dicho Obama en su intervención. “No podemos mirar hacia atrás en años venideros y preguntarnos por qué no hicimos nada frente a amenazas reales a nuestra seguridad y nuestra economía”.

En este sentido, Obama se ha propuesto “reforzar nuestras defensas cibernéticas, aumentando el intercambio de información y elaborando normas para proteger nuestra seguridad nacional, nuestro trabajo y nuestra privacidad”.

Al contrario que la controvertida Ley CISPA, que volverá a someterse a votación hoy en las Cámaras de representantes de los Estados Unidos, la orden no autoriza la filtración de datos privados de los usuarios desde el sector privado al gobierno.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor