Estados Unidos y Rusia se unen para tratar de leer la mente a los terroristas

Software

No es broma. La futura tecnología antiterrorista de Estados Unidos podría recaer en un centro de investigación de la mente situado en Moscú.

El DHS (Departamento para la Seguridad Interna) de Estados Unidos está evaluando contratar la tecnología que se utiliza en una especie de búnker situado al final de la línea del Metro de Moscú, una instalación del Instituto de Investigación de Psicotecnología ruso. El lugar es de lo más siniestro, con una única puerta y sin ventanas, y en él se llevan a cabo experimentos con el subconsciente de las personas humanas. No es la primera vez que el DHS busca sitios extraños en su intento por encontrar la manera de identificar a los terroristas antes de que ataquen, pero sin duda este es el más estrambótico de todos.

Dirigido por Elena Rusalkina (ya sólo el nombre da escalofríos), el instituto acepta a voluntarios para sus experimentos sobre la mente de los criminales.

Lo que ha llamado la atención al DHS es la tecnología que utiliza el instituto, un sistema llamado Semantic Stimuli Response Measurements Technoloy (SSRM Tek), un lector de la mente basado en software que al parecer registra las respuestas involuntarias de los individuos ante mensajes subliminales.

SSRM Tek se presenta al individuo como un inocente videojuego en el que aparecen imágenes subliminales (como fotos de Bin Laden o del World Trade Center). El “jugador”, un viajero en el aeropuerto, por ejemplo, tendrá que presionar un botón para responder a las imágenes sin darse cuenta de forma consciente de lo que está viendo. Se supone que dependiendo del botón que toques, uno puede ser o no terrorista.

Más información aquí, con la foto de la “cámara”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor