Estalla otra nueva polémica sobre las TIC estadounidenses y la vigilancia de usuarios

LegalRegulación
1 6 No hay comentarios

“Yahoo escaneaba los emails entrantes de toda su base de usuarios para las agencias estatales”, ha afirmado un antiguo empleado. Otras grandes compañías se desmarcan de esta práctica.

Ha vuelto a saltar otra polémica en torno a la cooperación de las grandes empresas tecnológicas con la vigilancia del gobierno de EEUU a los ciudadanos.

La información sacada a la luz por un antiguo empleado de Yahoo, afirmando que la compañía empleba un software a medida para permitir a las agencias de inteligencia de EEUU escanear los correos electrónicos entrantes de sus millones de usuarios, ha puesto de nuevo en jaque a la industria.

Yahoo no ha confirmado ni desmentido la nueva información, pero otras grandes empresas tecnológicas se han apresurado a desmarcarse de esta práctica, declarando que nunca han recibido solicitudes de un software a medida para el espionaje gubernamental, tal y como recoge TechCrunch.

Las acusaciones plantean muchas preguntas acerca de la constitucionalidad de dicha red de rastreo para la vigilancia de los usuarios y sobre los medios legales utilizados para obligar a Yahoo a construir ese software.

“Nunca hemos recibido una solicitud de este tipo”, ha afirmado un portavoz de Twitter que ha recordado el proceso que tiene en marcha la red de microblogging contra el Departamento de Justicia estadounidense por la demanada de datos de usuarios.

“Nunca nos hemos dedicado a la digitalización secreta del tráfico de correo electrónico,  como lo que se informa de Yahoo”, ha especificado un portavoz de Microsoft al tiempo que desde Google han declarado que jamás han recibido una petición para instalar este tipo de software. “Nunca hemos recibido una solicitud de este tipo pero, si así hubiera sido, nuestra respuesta habría sido simple: no hay manera”, han manifestado desde el gigante de las búsquedas.

Por su parte, Apple, que se ha enfrentado a una demanda del FBI para desbloquear un iPhone conectado con el atentado en San Bernardino (California), ha afirmado que seguirá oponiéndose a las peticiones de software a medida.

“Nunca hemos recibido una solicitud de este tipo. Si llegáramos a recibir una, nos veríamos en los juzgados“, ha concluido el portavoz de Apple. 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor