Esto es lo que pasa cuando sumerges un iPhone 6S en nitrógeno líquido

Fabricantes de SoftwareProyectos

La naturaleza destructiva del hombre tiene además el atractivo de permitir que quienes no tenemos la capacidad o la oportunidad de destrozar algo sintamos como mínimo cierta curiosidad en ver el resultado de la destrucción. En el caso que nos ocupa hoy, podremos contemplar en el vídeo que ofrecemos a continuación qué sucede al sumergir uno de los nuevos iPhone 6S en nitrógeno líquido.

Los autores del vídeo ya sometieron el pasado año al antecesor del último modelo de smartphone de Apple a la misma prueba y han decidido repetirla sumergiendo el nuevo iPhone 6S en nitrógeno líquido, con el científico propósito de comprobar que… bueno, que sigue siendo vulnerable a la congelación extrema y que tras convertirse en un bloque helado un buen martillazo continúa destruyendo por completo al móvil al estilo de lo que le sucedió al T-1000 de “Terminator 2”.

El “experimento” resulta bien sencillo: se vierte nitrógeno líquido en un recipiente vacío, sumergiéndose inmediatamente el iPhone 6S.

En poco tiempo se produce la congelación extrema aunque en comparación con el modelo anterior sí se ha observado que el nitrógeno líquido tarda algo más en congelar el dispositivo, probablemente por la nueva carcasa, ligeramente más gruesa que la del antecesor.

[youtube]https://youtu.be/oClhHdJZVZI[/youtube]

Pero lo que no cambia es el impacto destructivo del martillo sobre el bloque congelado y su irreversible efecto.

vINQulo

Ubergizmo

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor