Esto es lo que sucede cuando dejas caer un martillo y una pluma en la Luna

CienciaInnovación
0 0 No hay comentarios

Hace ahora justo 43 años que por fin pudo comprobarse empíricamente la validez de la aseveración hecha por Galileo Galilei de que la Gravedad atrae a los objetos por igual independientemente de su masa. Esto quiere decir que una pluma y un martillo soltados a la vez llegarían al suelo al mismo tiempo… en el vacío, claro, porque en presencia de atmósfera el rozamiento desbarata el experimento. Y es que esta semana se cumplen 43 años de la visita a la Luna del Apolo XV, misión en la que sus astronautas grabaron en el vídeo que os mostramos a continuación la demostración de esta aseveración que se había hecho 500 años atrás.

El comandante David Scott es el protagonista del siguiente vídeo, que se grabó sobre la superficie de la Luna hace ahora 43 años. Fue una demostración científica de la afirmación efectuada por Galileo Galilei cinco siglos antes. Su compañero en el viaje a nuestro satélite, Joe Allen describe la acción como “Informe científico preliminar de la misión Apolo XV”.

Son los últimos minutos de la tercera actividad extravehicular de la cuarta misión tripulada en la Luna y Scott sostiene en su mano derecha un martillo de 1,3 kilos de peso mientras que en su mano izquierda sujeta una pluma de halcón con un peso de 30 gramos. Suelta ambas simultáneamente y entonces, como recoge la cámara, sucede por primera vez ante ojos humanos lo que Galileo había pronosticado en 1589: en el vacío dos objetos son atraídos por la fuerza de la Gravedad con idéntico efecto independientemente de su masa. Por eso en la Luna el martillo y la pluma llegaron al suelo a la vez.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=-4_rceVPVSY[/youtube]

La Luna carece de la atmósfera gaseosa que permite (entre otras cosas) que respiremos en la Tierra, y por esas cosas de la Física de fluidos y la aerodinámica cuando un cuerpo atraviesa el aire experimenta un rozamiento que resulta determinante para atenuar la caída de la pluma pero en el caso de un objeto con mayor masa, como el martillo, no suponga un obstáculo apreciable.

Cuanto más denso un fluido, más complicado resulta atravesarlo (por eso corremos más rápido que nadamos) y si vamos a la Luna no hay densidad debido a la ausencia de atmósfera, por tanto la aerodinámica resulta ajena y por ello la pluma no va cayendo lentamente al suelo entre movimientos oscilantes. Por esta razón los sistemas de aerofrenado mediante paracaídas sí se emplean en las misiones espaciales a Marte pero no en la Luna. El planeta rojo tiene una tenue atmósfera y aunque con tamaños mucho mayores que los que permitirían un aterrizaje suave en la Tierra al menos resultan de utilidad.

vINQulos

NASA

Wikipedia

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor