Esto es Voddler, el híbrido entre YouTube y SeriesYonkis que podría salvar al cine

Empresas

FICOD 2010. “Si se quiere competir con la piratería hay que tener más títulos y más accesible que Pirate Bay o SeriesYonkis”, defendió Anders Sjöman.

En directo desde el Palacio de Congresos, Madrid
No se conocía en España, aunque su vicepresidente de comunicación, Anders Sjöman, ha anunciado que pronto podría llegar al país. Su nombre, Voddler. Su destino… Podría ser el milagro que salve a la industria del cine frente a sus temidos piratas. 

Sjöman lo ha presentado esta tarde en Ficod, el Foro de Contenido Digital que se celebra esta semana en Madrid. El producto es, resumiendo, una mezcla entre el visionado de vídeos online de YouTube y el catálogo de Series y PelículasYonkis, pero con toda legalidad y, como bromeaba Sjöman parafraseando a un personaje de Mad Men, “con la experiencia Donald Draper completa”.

Voddler combina lo fremium con lo premium. El 20% de las películas que ofrece su catálogo son bajo pago (no mucho, de dos a cuatro euros), y el 80% restante gratuitas, como ocurre con las canciones de Spotify. Como en el popular servicio de música en streaming, el usuario recibe publicidad que es la que sostiene el producto. “Los anunciantes nos tienen que adorar”, apuntó Sjöman. Los anuncios no son intrusivos, se pueden targetear muchísimo y se muestran integrados con la emisión. A diferencia de la televisión, los anuncios nunca interrumpen las películas o series. Sólo salen en preroll antes de la emisión. O cuando el usuario da a pausa: entonces aparece una imagen estática que lleva a publicidad. Y que es un tremendo éxito.

Este éxito tiene truco. “Cuando pausan la emisión es porque alguien en un visionado social tiene que ir al baño, los que quedan pulsan en la publicidad por hacer algo”, reconoce divertido Sjöman.

La tecnología de Voddler es también diferente. Nada de streaming que obliga a un elevado gasto en servidores. Ellos tienen el  managed peering network, una mezcla entre el streaming de toda la vida y el P2P de siempre. El peso de retransmitir no está en un único servidor sino que se fragmenta entre los usuarios.

“Si se quiere competir con la piratería hay que tener más títulos y más accesible que Pirate Bay o SeriesYonkis”, defendió Sjöman. Por ahora ellos cuentan con acuerdos con algunas majors y algunas productoras escandivas (sólo están en los países escandinavos) y en su catálogo entran las novedades a la misma rapidez que llegan a la ventana de DVD (la segunda de las clásicas de comercialización audiovisual).

La ida está dando sus frutos. En seis meses esperan ser ya rentables.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor