Ethernet extiende sus redes

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

La tecnología Ethernet optimizada se vislumbra como futuro estándar para los CPDs, conectando los servidores con el almacenamiento y las redes IP.

Las redes de almacenamiento SAN están preparadas para aumentar su velocidad máxima próximamente. El responsable de este incremento es la nueva tecnología 10 Gigabit Ethernet, que alcanza niveles de transferencia de datos antes sólo reservados a la infraestructura Fibre Channel (FC).

Es así como Ethernet ha pasado a considerarse una alternativa mucho más sólida para el almacenamiento de gama alta, encargado normalmente de albergar la información más crítica para la empresa.

Los grandes suministradores de infraestructura de almacenamiento se han dado cuenta de estas posibilidades, y han decidido participar en la carrera por dominar un nuevo segmento de mercado.

Basadas en la optimización de la tecnología Ethernet, las nuevas soluciones de almacenamiento y networking se basan en chipsets y hardware 10 Gb Ethernet de nueva generación más asequibles.

Transición desde iSCSI
Sin embargo, la proliferación de redes SAN 10 Gigabit Ethernet no tendrá lugar de forma inmediata, sino que seguirá sus procesos de transición.

Antes de decantarse por ellas, los usuarios deberán analizar si estas ofertas -que incluyen extensiones Ethernet para el CPD de Brocade o Cisco- así como la tecnología Fibre Channel over Ethernet (FCoE)- les proporcionan un ROI adecuado.

Y es que ante la nueva tecnología de conectividad no sólo se plantean nuevos riesgos, sino que las empresas se cuestionan qué pasará con la inversión en la las actuales redes SAN iSCSI.

Basadas en el protocolo TCP/IP y la tecnología Ethernet estándar, estas redes gestionan en la actualidad la transferencia y almacenamiento de datos de miles de pequeñas y medianas compañías.


Las soluciones de almacenamiento iSCSI son tan populares porque su coste es menor, corren sobre redes Ethernet estándar y el personal TI no necesita tener conocimientos de Fibre Channel.

Facilidad versus rendimiento

Así, los técnicos que conozcan Ethernet y el protocolo TCP/IP pueden construir una red SAN basada en iSCSI y conectar servidores para compartir recursos de almacenamiento de manera sencilla.

En este sentido, los despliegues de redes iSCSI han experimentado un rápido crecimiento en una gran variedad de aplicaciones, incluyendo servidores de archivos, bases de datos Microsoft Exchange y SQL Server o incluso servidores VMware ESX.

Sin embargo, iSCSI no ha podido alcanzar el elevado rendimiento de la tecnología Fibre Channel en las redes SAN. Esto se debe a que la mayoría de redes SAN iSCSI corren sobre Gigabit Ethernet, frente a las velocidades de 4 y 8 Gb que proporciona FC.

Por esta razón, la proliferación de 10 Gb Ethernet impulsará sin duda la popularidad de iSCSI en el apartado de almacenamiento empresarial, aunque esta mayor velocidad aún no venga acompañada de una mejora en la saturación de protocolo y la gestión de la red.

Ante esta situación, ha surgido la tecnología Fibre Channel over Ethernet (FCoE), que se encuentra en pleno desarrollo y sometida a la ratificación de los organismos de estándares.

La alternativa de FCoE

Al igual que 10 Gb Ethernet, FCoE está siendo impulsado por los principales proveedores de chips y almacenamiento, como Brocade, Cisco, EMC, Emulex, IBM, Intel, NetApp, QLogic o Sun Microsystems.


FCoE utiliza Ethernet optimizado como el medio físico de transporte de red con el fin de facilitar el ratio de transmisión que comúnmente proporciona Fibre Channel, pero evitando la saturación de TCP/IP.

Además, FCoE está diseñado para asemejarse y actuar como FC nativo frente a las capas de software que corren por encima, incluyendo el sistema operativo, las aplicaciones y las herramientas de gestión. Sin embargo, al no utilizar TCP/IP, el tráfico FCoE no se puede enrutar sobre las redes IP.

FCoE requiere por tanto Ethernet optimizado, que a su vez debe estar basado en nuevos chipsets y hardware compatible con 10 Gb Ethernet, incluyendo switches y adaptadores de red que comienzan a llegar al mercado.

Dado que Ethernet optimizado puede transportar múltiples tipos de paquetes -incluyendo TCP/IP y FCoE- los proveedores lo están posicionando como la tecnología universal para la próxima generación de centros de datos, conectando los servidores con el almacenamiento y las redes IP.

Tanto iSCSI como FCoE utilizan Ethernet como medio de transporte para almacenar datos. Pero mientras iSCSI se apoya en el protocolo de transporte TCP/IP, FCoE requiere Ethernet optimizado, siendo más rápido y sin pérdida de paquetes de datos, aunque para ello es necesario adoptar nuevo hardware.

Así, iSCSI -que ha conseguido una amplia aceptación en almacenamiento de gama media debido a su bajo coste y facilidad de implementación- seguriá proliferando gracias a nuevo hardware 10 Gb Ethernet más económico.

Por su parte, la mayor oportunidad de FCoE se encuentra en los sistemas de gama alta, ya que promete un rendimiento similar o superior al proporcionado por Fibre Channel en todas las aplicaciones y puede integrarse con las actuales herramientas de gestión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor