Reciclaje

El reciclaje tecnológico puede ser decorativo: escritorio hecho con dos carcasas de Apple Power Mac G5

¿Por qué condenar al olvido a una carcasa de ordenador, sólo porque el mismo haya quedado tecnológicamente obsoleto? Puede que procesador y memoria ya sean insufucientes para los requerimientos actuales pero si el diseño original permite que continúe vigente su atractivo estético podremos concederle una segunda vida en forma de pieza de mobiliario. Es lo que propone Klaus Geiger con Benchma[®]c project, una completa línea de mobiliario de oficina que toma como base la carcasa de la estación de trabajo de Apple.