La Eurocámara se opone a la respuesta graduada

Empresas

El Parlamento europeo aprueba una resolución que obligará a los estados miembros a informar a la Cámara sobre las negociaciones en torno a la ACTA.

Europa acaba de asestar un golpe importante a los esfuerzos de la OCDE y los estados miembros para alcanzar un acuerdo para luchar contra la piratería. El secretismo y la posibilidad de incluir ciertas medidas se encontrarán con la oposición de la Eurocámara.
El Parlamento europeo ha votado por 633 votos a favor, 13 en contra y 16 abstenciones una resolución que pondrá ciertos límites a la ACTA, el acuerdo para la lucha contra la piratería que están negociando los estados miembros y la Organización para el Desarrollo Económico y el Comercio.
En primer lugar, Europa se opone al secretismo que rodea las negociaciones y pide a los estados miembros que informen a la Eurocámara de los pasos que se están dando y las medidas que se podrían implantar, así como sobre como estas afectarán a los ciudadanos.
La ACTA, por sus siglas en inglés, es el acuerdo multilateral con el que los estados firmantes quieren refozar la protección de los derechos al copyright en la lucha contra la piratería de música, películas o ropa de marca. Entre las medidas disuasorias propuestas, podrían incorporarse sistemas tres avisos.
La Eurocámara se ha manifestado contraria a la respuesta graduada y ha pedido que se realice una valoración del impacto que la ACTA tendrá en la vida de los ciudadanos comunitarios. El Parlamento también ha reclamado “que se clarifique toda claúsula que pueda permitir persecuciones sin orden y la confiscación de los aparatos de almacenaje de la información”.
Foto (c) Parlamento Europeo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor