Europa abre la puerta a la suspensión del servicio de Internet sin orden judicial

Cloud

El Parlamento Europeo cede a las presiones y endurece su postura previa respecto a los derechos fundamentales de los internautas, suprimiendo la enmienda 138 del “Paquete Telecom” que impedía la suspensión del servicio de Internet sin orden judicial. Europa abandona la protección de los ciudadanos e Internautas.

El Parlamento Europeo, hasta ahora crítico con las leyes de desconexión como la que pretendía imponer Sarkozy en Francia y que incluso había votado en contra de propuestas similares al considerar el acceso a Internet como derecho fundamental, se bajó definitivamente los pantalones y suprimió la enmienda 138 –que él mismo había aprobado- garante de dicho derecho.

La enmienda 138 era defendida por la organización europea de consumidores, asociaciones de internautas, proveedores del servicio de Internet, usuarios y un buen número de organizaciones que se unieron en una carta abierta para pedir al Parlamento Europeo que se mantuviera firme frente a las presiones que llegaban de gobiernos, industria y asociaciones de derechos de autor:

“El Parlamento es la única institución europea que es elegida democráticamente. Dar un paso atrás sobre una enmienda aprobada dos veces por una mayoría del 88% de sus miembros enviaría una pésima señal a los ciudadanos europeos, como si defenderla sólo fuera importante antes de las elecciones pero no después. La legitimidad del Parlamento está en juego. Durante las negociaciones, el Parlamento será ahora capaz de aprovechar la ventaja del masivo apoyo de la sociedad civil europea.” Jérémie Zimmermann, portavoz de La Quadrature du Net.

Como vemos, a la basura la petición. A cambio un texto vago, que busca un procedimiento sancionador rápido y simplificado y que endurece la postura del legislador europeo avalando las leyes más duras contra las descargas y redes de intercambio de archivos P2P.

Veremos cómo termina esto porque no está claro que los gobiernos puedan implementar leyes inconstitucionales como ya entendieron en Francia al pararle los pies a Sarkozy, aunque la Eurocámara deja la puerta abierta. Ya era extraño que los políticos europeos protegieran al ciudadano antes de otros intereses bastardos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor