Europa acusa a Google de monopolio y lanza una investigación formal sobre Android

Empresas

El fabricante deberá enfrentarse a la UE no solo por las prácticas con su motor de búsquedas sino por abuso de posición dominante en el campo de los sistemas operativos, aplicaciones y servicios móviles.

La Comisión Europea (CE) ha enviado un pliego de cargos a Google alegando que la compañía ha abusado de su posición dominante en el mercado de los servicios de búsqueda en Internet en el mercado comunitario, favoreciendo sistemáticamente la compra de sus propios productos en sus páginas de resultados.

La comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager, ha acusado formalmente a Google de vulnerar las leyes antimonopolio en Europa y ha comenzado una investigación oficial sobre Android.

Hasta ahora, la investigación se centraba en el motor de búsquedas, dejando las objeciones sobre Android en un segundo plano.

A partir de este momento, Google deberá enfrentarse a la UE en los dos ámbitos, ya que se  investigará a fondo si el fabricante europeo ha abusado de posición dominante con el sistema operativo móvil Android, disponible en la mayoría de los móviles en Europa.

La CE podría elevar la posibilidad de multas si prueba que Google ha favorecido injustamente a su propio sistema operativo móvil frente a la competencia.

Para ello, los reguladores también van a investigar los contratos del gigante estadounidense con los fabricantes de teléfonos y tabletas para comprobar si se han bloquedo servicios de los rivales en Android.

La Comisión evaluará si, mediante la celebración de acuerdos anticompetencia y/o abuso de posición dominante, Google ha obstaculizado ilegalmente en el mercado común el desarrollo y acceso de los sistemas operativos móviles, aplicaciones y servicios de los competidores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor