Europa pide más a Google

EmpresasSeguridad

La nueva política única de privacidad de Google no convence a Europa, que ve que pone en riesgo la privacidad de los usuarios.

Reguladores europeos están volcando muchos esfuerzos en materia de privacidad y protección de los derechos de los usuarios. Así lo demuestra la normativa única de protección de datos que está ya en los fogones y que llegará en 2014.

Google es quien está dando más dolores de cabeza a los reguladores europeos. Les preocupa su nueva política de privacidad, aquella que introdujo el gigante de Mountain View en marzo.

La intención fue la de simplificar el proceso y aplicar la política a prácticamente todos los productos y servicios. Una sola política de privacidad frente a las más de 60 individuales que tenía cada servicio ofrecido: desde YouTube hasta Gmail.

El movimiento, en un principio, concuerda con lo que pide Europa. Políticas de privacidad simplificadas, que los usuarios entiendan. A primera vista parece que Google ha sido muy obediente con lo exigido por Europa.

Pero nada más lejos de la realidad. Los reguladores consideran que al unificar los servicios, el usuario pasa a aceptar las condiciones de todos en uno, lo que finalmente reduce su capacidad de control.

“Combinar datos personales a una escala tan grande crea altos riesgos de privacidad para los usuarios”, han indicado los reguladores a Google a través de un escrito al que ha podido acceder Reuters.

La petición europea sigue a la iniciada por el regulador francés CNIL el pasado mes de febrero.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor