Europa quiere producir el 20% de los chips mundiales

EmpresasInnovaciónInversoresInvestigación y Desarrollo

“Europa no puede quedarse atrás mientras otros invierten agresivamente en chips para ordenadores”, ha dicho a vicepresidenta de la Comisión, Neelie Kroes, al anunciar una campaña para aumentat la inversión en microelectrónica y nanoelectrónica.

“Europa no puede quedarse atrás mientras otros invierten agresivamente en chips para ordenadores. Tenemos que reforzar y conectar nuestros actuales puntos fuertes y desarrollar otros nuevos. Es necesaria una coordinación rápida y vigorosa de la inversión pública a nivel de la UE, nacional y regional para que se produzca esta transformación”, ha dicho la vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes.

NEELIEEs por eso que la Comisión ha anunciado una campaña para coordinar las inversiones públicas en materia de microelectrónica y nanoelectrónica y para ampliar la base de la fabricación avanzada en el continente.

En este sentido, se habla de un aumento de la cuantía de las inversiones en investigación y desarrollo con un 70% procedente de los distintos Estados miembros y un 30% a cargo de la Unión; la conexión de las tres agrupaciones de categoría mundial que tiene Europa en Dresde, Eindhoven/Lovaina y Grenoble con las de Cambridge, Carintia, Dublín y Milán; y, sobre todo, de la destinación de 10.000 millones de euros “de fondos privados, regionales, nacionales y de la UE” durante siete años al sector de la electrónica

Todo esto se complementará con la rebaja del precio de los chips, el aumento de su velocidad y también el aumento de su inteligencia.

“Con esta estrategia, la industria europea estará mejor situada para convertir las innovaciones técnicas en tecnologías explotables comercialmente”, ha asegurado Kroes, que quiere “duplicar nuestra producción de chips para situarla en torno al 20% de la producción mundial” y “que Europa produzca más chips en Europa que los Estados Unidos a nivel nacional”.

“Es un objetivo realista si canalizamos adecuadamente nuestras inversiones”, ha añadido.

Se calcula que, a día de hoy, la industria electrónica europea aporta 200.000 empleos directos y un millón de indirectos, y que todos los sectores económicos y la competitividad industrial de Europa se beneficiarán de esta estrategia, ya que un 10% del PIB depende de productos y servicios electrónicos.

Más información en ChannelBiz.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor