Europa se prepara el “Internet de los objetos”

Empresas

Reding vuelve a reiterar: el ICANN tiene que ser independiente de Estados Unidos.

Europa quiere estar preparada para el momento en el que, parafraseando sus propias apreciaciones, el envase de yogur empiece a hablar a los ciudadanos: la red permite nuevas posibilidades y aumenta, al mismo tiempo, la problemática legal asociada.
Por ello, la Unión Europea se prepara para un futro en el que las tres w tendrán más presencia, donde la red se convertirá el “Internet de los objetos”. La Comisión europea no quiere quedarse atrás y ha introducido las consideraciones necesarias para ajustar el marco normativo a estas necesidades, uno de los puntos de la comunicación La gobernanza de Internet: los próximos pasos.
En el futuro, las aplicaciones llegarán a todos los ámbitos del propio hogar y elementos como las etiquetas RFID posibilitarán que, por ejemplo, la fecha de caducidad de un producto perecedero se actulice en la nevera en tiempo real y que el electrodoméstico avise al usuario en el momento en el que deje de ser comestible.
La tecnología RFID, que ya se ha probado es espacios como el aeropuerto de Heathrow, ha sido sometida a un ajuste normativo comunitario recientemente.
ICANN, no EEUU
La Comisión europea se ha manifestado, una vez más, por una red más libre y más transparente.
Entre los temas a modificar, la CE ha destacado la asignación de nombres de dominio, uno de los temas favoritos de la comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, Viviane Reding, que ya se mostraba a inicios de mayo partidaria de desligar al ICANN de Estados Unidos.
“Los europeos esperan que sea así, y lucharán por ello. Hago un llamamiento a los Estados Unidos para que colaboren con la Unión Europea a fin de conseguirlo”, ha recordado ahora. 
La reivindicación de una red libre y transparente es uno de los temas de La gobernanza de Internet: los próximos pasos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor